Inicio Actualidad Noticias Cómo enfrentar una entrevista de trabajo virtual

Cómo enfrentar una entrevista de trabajo virtual

95
0
Entrevista de trabajo

Tips para prepararse ante las nuevas modalidades de selección de personal que se realizan de forma virtual.

En tiempos de pandemia no solo se han generado cambios en las modalidades de trabajo que, en su mayoría, vienen siendo de forma virtual o mixta (presencial y virtual), sino también en los procesos de selección de personal. La nueva normalidad ha hecho que los reclutadores o el departamento de Recursos Humanos no sean ajenos a esta situación y utilicen las plataformas digitales para realizar las entrevistas de trabajo a los nuevos postulantes por medio de videollamadas.

Si bien es cierto que los criterios de evaluación no han cambiado mucho, hay ciertas habilidades y autoconocimientos que deberá demostrar en una entrevista virtual, teniendo en cuenta la crisis sanitaria que hay a nivel mundial, como por ejemplo, si puede desarrollar trabajos de forma remota, qué conocimientos técnicos posee, sus aportes a la empresa en medio de la situación en las que nos encontramos, entre otros.

A eso, debe adicionar que una entrevista laboral virtual implica una preparación previa no solo de sus conocimientos y habilidades o destrezas, sino también de la parte técnica y de conexión de sus medios audiovisuales para que la videollamada sea exitosa. Recuerde que aunque el procedimiento sea virtual y en casa, esto no significa que sea menos serio. Tenga en cuenta estas claves porque en los detalles estará la diferencia:

1. Prueba técnica. Verifique que su celular, tablet o laptop estén con la batería cargada y que su conexión a internet no esté fallando. Con al menos un día de anticipación le indicarán el aplicativo por el cual se realizará la entrevista virtual. Descárguelo si es que no lo tiene y realice un ensayo previo con algún familiar o amigo para que se familiarice con las funciones principales de la plataforma. Es mejor anticiparse y verificar que todo funciona correctamente.

2. Puntualidad. Debe estar listo 15 minutos antes de la hora indicada para ultimar detalles. Por ejemplo, cierre todas sus pestañas y aplicaciones que no use. Lo mejor es realizar la entrevista por la PC o laptop, si es así, silencie su celular o póngalo en modo avión para evitar interrupciones que lo puedan distraer. Tenga a la mano una libreta con un lapicero por si hay algo que deba anotar.

3. Iluminación. Escoja la mejor ubicación de su hogar en todo sentido. Debe contar con buena iluminación, recuerde no estar a contraluz o detrás de una ventana, para ello también debe probar su cámara web. Trate de que el fondo sea de un color liso o claro. Si hubiera una biblioteca o estantería, recuerde que esté limpia y en orden.

4. Espacio. Se recomienda estar cerca de su dispositivo wifi o de Internet, para evitar que la señal se corte. Tener buena acústica para poder escuchar correctamente y donde no se escuche algún ruido molestoso. Es mejor utilizar auriculares con micrófono para evitar distorsiones y eco. Las entrevistas suelen durar 15 minutos, durante ese lapso de tiempo pida a algún familiar que esté atento para que nada interrumpa su entrevista y que nadie transite a su alrededor.

5. Vestimenta. Por más que se encuentre en su casa y se trate de una entrevista virtual, es importante la vestimenta que usará. Debe vestirse como si fuera a una entrevista presencial, peinarse adecuadamente y en el caso de las mujeres, maquillarse. Recuerde que la presentación siempre cuenta y es una forma de mostrar respeto ante los reclutadores y la empresa.

6. Cámara web. Recuerde que debe mirar a la cámara y no a la pantalla. Esto demostrará una actitud de interés y escucha asertiva. Mantenga la espalda recta y evite cruzar los brazos. El lenguaje corporal es importante.

7. Prepararse. Sea de modo presencial o virtual, es importante que conozca cuál es el rubro de la empresa y del puesto al que está postulando. Se recomienda adaptar su presentación según las necesidades que tenga la compañía. Ingrese a su web, revise los servicios que ofrece o si es posible compre algún producto de la marca. La idea es tener una experiencia personal cercana con la empresa. También vea la web de sus competidores, de esta manera tendrá una idea clara del entorno, cuáles son los retos o preocupaciones del negocio y cuál es su visión.

Inés Temple, presidente de LHH – DBM Perú y LHH Chile, especializada en coaching ejecutivo explica que los reclutadores evaluarán tres aspectos, principalmente:

  1. Si puede hacer el trabajo. Revisarán su experiencia, talento, competencia, habilidades y destrezas.
  2. Motivación. Si realmente desea trabajar en la empresa, si tiene pasión por lo que hará, entusiasmo, si quiere el puesto al que irá.
  3. Encaje. Si encaja con la cultura de la empresa, con el equipo, si tiene los mismos valores y el nivel de ética de la compañía.

Por ello, es importante que las personas se preparen con anticipación. Además de investigar sobre la empresa y su servicio, deben de saber sus fortalezas personales con ejemplos que demuestren lo que están diciendo y que sean creíbles. El reclutador sabe cuándo se le está mintiendo y eso no genera una buena impresión. También es importante que conozca sus debilidades y mencionar cómo viene trabajando para mejorarlas o adaptarlas. Su presentación o respuesta ante las preguntas sobre habilidades blandas deben ser claras y sin rodeos.

También le puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí