Inicio Especiales Ivermectina, más eficaz de lo que creía

Ivermectina, más eficaz de lo que creía

381
0
Frasco con ivermectina

Recientes estudios científicos realizados en células humanas por dos prestigiosas universidades de China han demostrado la amplia utilidad de este fármaco para el tratamiento del Covid-19, refutando los argumentos de los que reclamaban más evidencias.

En los últimos meses todos hablan de la ivermectina. Es que este fármaco se ha convertido en un boom para luchar contra el Covid-19. Tras los recientes estudios científicos que avalan su efectividad para el tratamiento de pacientes con SARS-CoV-2 y la aprobación de su uso por las autoridades sanitarias de varios países del mundo, su demanda ha crecido notoriamente en las farmacias, sin que su precio varíe mucho. Pero ¿de qué se trata esta medicina milagrosa?, ¿realmente puede combatir al coronavirus, de qué manera lo hace? Aquí se lo contamos.

La ivermectina es una droga muy antigua de uso médico y veterinario como antiparasitario. Pertenece a una clase de medicamentos llamados antihelmínticos y actúa destruyendo los parásitos presentes y en desarrollo en el intestino. También tiene algún efecto antiviral contra los virus de ARN de una sola cadena, como el dengue y la fiebre amarilla, y se usa a veces para tratar algunas otras infecciones por parásitos, como la infestación de piojos, la sarna y hasta la rosácea.

A principios de abril de este año, investigadores de la Universidad de Monash y del Peter Doherty Institute of Infection and Immunity, en Melbourne, Australia, descubrieron que esta droga tiene altas propiedades viricidas. Según un estudio publicado en la revista científica Antiviral Research, las pruebas in vitro con la ivermectina demostraron que es un inhibidor del SARS-CoV-2, pues una sola adición a las células fue capaz de matar al virus tan solo 48 horas después de la infección.

En dichos estudios, el fármaco también fue capaz de efectuar una reducción de aproximadamente 5,000 veces el ARN viral. Esto quiere decir que el medicamento prepara un escenario hostil para el coronavirus en caso de contagio y ayuda a reducir el impacto patológico. Aunque no evita contraer la enfermedad, en caso de adquirirla, el producto colabora para no desarrollar la forma más grave del Covid-19.

Aunque algunos investigadores trataron de rebatir los hallazgos argumentando una falta de pruebas en humanos, el doctor León Caly del Victorian Infectious Diseases Reference Laboratory, quien lideró el estudio de la Universidad de Monash, acaba de publicar un segundo trabajo revalidando la explicación específica sobre cómo funciona y qué produce la ivermectina en el mecanismo de acción del virus sobre las células.

Estudios recientes avalan su eficacia

Pero eso no es todo. Una investigación reciente realizada por científicos de varias universidades de Shandong y Hunan, en China, ha explorado la proteómica (el estudio de la estructura y función de las proteínas) y destaca el amplio espectro alcanzado por la ivermectina para el tratamiento del COVID-19.

En el estudio los investigadores utilizaron células cancerosas humanas y etiquetaron las moléculas de ivermectina para tratar de localizar las alteraciones cuando se someten a una variedad de patógenos. Así lograron demostrar la actividad antiviral del fármaco contra el VIH y el Covid-19. Aún más, se hallaron propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras que probablemente ayuden con la ‘tormenta de citocinas’ que se presenta en esta última enfermedad.

Es importante destacar que con este estudio se rebate el argumento de los detractores de la ivermectina, que señalaban una falta de evidencia de los mecanismos de este fármaco contra el Covid-19 en células humanas. Sin embargo, el estudio abarca ese campo y el artículo de la revista es una refutación eficaz de dichos puntos de vista.

Pero hay más. Los resultados positivos en el uso de la ivermectina han sido probados en 22 estudios realizados con la mayor rigurosidad por importantes entidades de la más alta calificación en el mundo. Entre ellos, está la investigación ‘White paper on Ivermectin as a potential therapy for Covid-19’, publicado en la revista académica Indian Journal of Tuberculosis, en julio del 2020, que señala que varios médicos experimentados concluyeron que la ivermectina puede ser potencial para la profilaxis y tratamiento de personas infectadas con coronavirus.

Del mismo modo, una investigación de AIIMS Bhubaneswar, una de las principales escuelas de Medicina de la India, señala que la profilaxis con ivermectina se asoció con una reducción del 73% de la infección por Covid-19 en el sector de trabajadores sanitarios. En tanto, en Estados Unidos un estudio en el que participaron científicos del Browad Health Medical Center del sur de Florida y la Drexel University, señala que la ivermectina redujo el riesgo de muerte en pacientes hospitalizados por Covid-19 y fue buena incluso en aquellos con compromiso pulmonar grave.

Estudios en Latinoamérica

En Latinoamérica también se han hecho investigaciones. El médico colombiano Carlos Climent reveló que un panel científico de expertos denominado ‘Front Line Covid-19 Critical Care Alliance’ encontró que mientras que los medicamentos que inicialmente se suministraron a los pacientes con coronavirus no disminuyeron la mortalidad por el virus, la ivermectina sí demostró tener potentes efectos antivirales y antiinflamatorios.

Otro estudio científico hecho hace unos meses en Argentina, en 45 pacientes con Covid-19, liderado por Alejandro Krolewiecki y Eduardo Spitzer, pudo evidenciar el potente efecto antiviral de la ivermectina en seres humanos y cómo frenó la replicación viral, pues determinó que la administración del fármaco en dosis de 0,6 miligramos por kilo de peso (el triple de lo usado habitualmente) produce la eliminación más rápida y profunda del virus cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección (hasta 5 días desde el inicio de síntomas).

Este es el primer estudio en todo el mundo que pudo estudiar de manera concluyente la conducta de las personas que recibieron la ivermectina frente a los que no la recibieron.

Pero más allá de la experiencia extranjera, hay evidencias concretas en el Perú que comprueban la eficacia de esta medicina. Está por ejemplo el caso de Iquitos, ciudad que entre fines de abril y la primera semana de mayo se convirtió en una de las ciudades más golpeadas por el Covid-19 en Latinoamérica, pero donde los casos disminuyeron drásticamente luego de que el Ministerio de Salud (Minsa) aprobara la inclusión del fármaco en el tratamiento específico para el Covid-19 y la ivermectina se aplicara de manera masiva.

También está el caso del oncólogo Antonio Camargo, quien contó su propia experiencia tras enfermar con el coronavirus y tratarse con ivermectina. “Debería haber muerto por la alta carga viral que tenía. El virus ya me había golpeado, estaba en mi pulmón, me había causado cierto daño inmunológico y una sintomatología muy dura. Pero probé en mí lo que estaba probando en otros pacientes. De inmediato tomé 60 mg por día de ivermectina, acompañado con 200 mg de hidroxicloroquina por la mañana y  por la noche, más sales de zinc. A las 48 horas me realicé un control con PCR y ya no había carga viral, no había virus”, contó al portal Con Nuestro Perú.

La ivermectina es un producto que se conoce más por su uso veterinario. Lo descubrió el científico japonés Satoshi Omura, quién ganó el Premio Nobel justamente por esa tarea.

También tiene uso profiláctico

Pero este medicamento no solo combate el virus, también tiene un efecto profiláctico. El veterinario y microbiólogo Manuel Fernández, gerente del laboratorio Farvet –que junto  con la Universidad Peruana Cayetano Heredia trabaja en el desarrollo de la vacuna peruana contra el Covid-19–  aseguró que el uso de la ivermectina para prevenir la enfermedad hace que las personas se vuelvan asintomáticas.

En ese sentido, refirió que aunque el medicamento es efectivo en la fase sintomática y en la fase inflamatoria de la enfermedad (cuando se produce la replicación del virus), pues logra controlarlo, tiene mejores resultados como profiláctico, antes de que la persona sea infectada.

Fuente: Microbiólogo Manolo Fernández

En ese sentido, recordó que este fármaco está en el mercado en dos presentaciones: la de uso humano, que se utiliza una gota por cada kilo de peso, y la de uso veterinario, que viene en dos envases, pero nunca se debe usar como inyectable, sino de manera oral. En este último caso la dosis recomendada es de un centímetro cúbico por cada 50 kilos de peso. “Es decir que una persona que pesa de 100 kilos, debería tomar dos centímetros cúbicos solo por una vez, y con eso ya tiene una cobertura preventiva por 20 o 30 días”, mencionó.

El especialista dijo que si en una familia alguien se enferma por Covid-19, el resto debe tomar ivermectina en forma preventiva. “Si todo el Perú tomara este medicamento, los casos de COVID-19 disminuirían considerablemente”, sostuvo.

En ese sentido, el experto indicó que la ivermectina es un producto seguro. Se viene utilizando desde hace más de 40 años y hasta el momento se han aplicado alrededor de 20 billones de dosis en todo el planeta sin que en todo este tiempo haya efectos secundarios graves. “No hay peligro de usar una dosis del fármaco por una sola vez y cubrirse cada cierto tiempo. Es como usar un chaleco antibalas”, manifestó.

¿Por qué no se usa?

El microbiólogo también dijo que la ivermectina estaría ayudando a África a paliar los efectos de la pandemia.  “Este continente consume la ivermectina en forma habitual por la grave parasitosis que caracteriza a esa zona del planeta. Por eso, la incidencia del Covid-19 allí es menor que en otras partes del mundo, como América del Sur, pese a que en África la pobreza extrema es mayor”, manifestó.

Pese a la evidencia de su eficacia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el uso masivo del fármaco y lo ha excluido del estudio ‘Solidaridad’ que copatrocina para encontrar un tratamiento eficaz para el Covid-19. En línea con esa sugerencia, el medicamento ha sido también sacado de la lista de productos usados en los tratamientos contra el Covid-19 en el Perú.

¿A qué se debería? pues hay quienes afirman que sería porque la OMS responde a multinacionales de farmacéuticas que prevén grandes ganancias ante el negocio millonario de las vacunas. No es casualidad que durante la pandemia las principales empresas farmacéuticas del mundo aumentaran su capital en más de 50 mil millones de dólares en lo que va del año. Gilead Sciences es la que más ganó gracias al antiviral Remdesivir, capitalizando 15,700 millones de dólares, mientras que la farmacéutica Moderna triplicó su capital, alcanzando los 22,200 millones de dólares.

Sin embargo, reconocidos infectólogos, como Eduardo Gotuzzo, integrante del grupo de expertos que asesora al Minsa en la lucha contra el Covid-19, comentó que el uso de ivermectina en pacientes ambulatorios puede continuar “porque se ha demostrado que puede tener un efecto positivo en la evolución” de los casos y en los síntomas de la enfermedad. Pero insistió en que en todas las situaciones, debe contarse con supervisión profesional. 

“Después de todo esto, podemos concluir que utilizar la ivermectina es mejor que usar la vacuna, pues no solo previene el Covid-19 sino que lo elimina, cosa que no hace la vacuna, ya que ni siquiera se sabe si los vacunados seguirán contagiando o no el Covid-19”, manifestó el microbiólogo Manuel Fernández.

Datos

  • Según los expertos, la ivermectina funciona con más eficacia contra el Covid-19 mezclado con un antibiótico y un anticoagulante, así como con suplementos de vitaminas D3, C y zinc, que es una trilogía que aumenta las defensas.
  • Las autoridades sanitarias han advertido que el automedicarse es peligroso, por lo tanto no se debe tomar ivermectina creyendo que uno se volverá inmune y sin la guía de un especialista.
  • Países como Guatemala, Honduras y Bolivia incluyen la ivermectina en su guía clínica para combatir el Covid-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí