Inicio Gastronomía El panetón cada vez es más peruano

El panetón cada vez es más peruano

93
0
Panetón celebración

El Perú superó a Italia y ya es el país que consume más panetones en el mundo. Conozca el origen de este postre, cómo llegó al Perú y se convirtió en una tradición navideña.

En el Perú, la Navidad sin el panetón estaría incompleta. Es que no hay quien se resista al dulce sabor de este bizcochuelo de origen italiano, que lleva pasas y frutas confitadas y se ha convertido en un elemento infaltable de la cena de Nochebuena. Pese a que este postre tiene en Italia una tradición de más de 500 años y en el Perú se conoce apenas hace 100, su fama es tan grande que ha logrado conquistar los paladares de todos los peruanos, a tal punto que ya superó a su natal Italia y ahora es Perú el país que se presume de consumir más panetón en todo el mundo.

Así lo revela un estudio de la división Worldpanel de la empresa de investigación de mercado Kantar, el cual señala que en el Perú se consumen 5.6 kilos de panetón por hogar al año y el mercado tiene un ritmo de crecimiento de entre 3% y 4% anual. Además, se calcula que solo en Navidad los peruanos comen 23 millones de panetones y, al año, se sobrepasan los 35 millones.

Pero más allá de las ventas, el panetón es percibido como un sinónimo de fiesta. Un estudio, realizado por la empresa D’Onofrio, una de las marcas de panetones más antiguas en el Perú, reveló que para el consumidor nacional este pan dulce representa a “un ser muy querido en el hogar”, por lo que su presencia en las fiestas navideñas es “indispensable”.

EL ‘PANETTONE’ EN PERÚ

Pero ¿sabe usted cómo surgió este postre y cómo llegó al Perú? Pues se dice que este bizcocho nació hace más de cinco siglos, alrededor de 1,490, cuando el duque de Milán, Ludovico Sforza, llamado ‘El Moro’, ofrecía grandes banquetes que incluían postres característicos de la tradición gastronómica italiana.

La leyenda cuenta que en una de estas fiestas, en la víspera de Navidad, el postre se quemó y, para evitar un desastre, un ayudante de cocina de nombre ‘Toni’ decidió presentar un bizcocho esponjoso que él había hecho con las sobras de la cocina y ya estaba en el horno. El postre fue un éxito y, como no tenía nombre, Ludovico lo bautizó como ‘el pan de Toni’, denominación que se fue latinizando hasta convertirse en el ‘panettone’.

Pero esta no es la única historia. Otra leyenda cuenta que el aristócrata Hugueto Atellani de Futí se enamoró de la hija de un pastelero de Milán y, para demostrarle su amor, se hizo pasar por aprendiz de un pastelero e inventó un pan azucarado con forma de cópula a base de frutas confitadas que se denominó ‘el pan de Toni’, por el cual los milaneses hacían largas colas.

ANTIGUA TRADICIÓN

Massimo Montanari, profesor de Historia de la Alimentación de la Universidad de Bolonia, en Italia, señaló que lo cierto es que el panetón encontró sus orígenes en los panes dulces o panes de las fiestas medievales a los cuales se les añadía azúcar, pasas o especias y que se consumían durante la celebración de festividades importantes, como la Navidad.

Según Montanari, fue a principios del siglo XX cuando el consumo de panetón se popularizó en Italia, gracias a las innovaciones introducidas por Angelo Motta, un emprendedor panadero milanés que decidió agregar levadura a la receta tradicional y envolvió la masa en un papel de horno especial, que le daba su forma abovedada alta en lugar de la forma aplanada clásica anterior.

La receta de Motta fue adaptada alrededor de 1925 por otro panadero, Gioacchino Alemagna, quien también dio su nombre a una marca popular que todavía existe en la actualidad. La dura competencia entre los dos panaderos significó el comienzo de la producción industrial de panetón.

LA HISTORIA PERUANA

La Asociación de Descendientes Italianos en Perú indicó que el panetón llegó a nuestro país hace aproximadamente un siglo junto con los primeros inmigrantes italianos, quienes lo trajeron como parte de su tradición navideña. Desde entonces la receta no ha cambiado mucho. Fue el hijo de Pietro D’Onofrio, un emigrante del sur de Italia que se asentó en Perú, quien realizó, en los años 50, un acuerdo con la firma Alemagna de Milán para la producción y la venta del panetón en el Perú con la marca D’Onofrio. Casi de inmediato llegaría el crecimiento y la expansión del mercado.

Hoy en día en nuestro país existen más de 60 marcas de panetones, de las que solo 30 son conocidas. Sin embargo, también hay mucha producción artesanal. Asimismo, hay decenas de variedades y presentaciones, que van desde las tradicionales frutas y pasas hasta con sabor a chocolate, frutas o relleno con helado o miel, así como también preparados con diversas harinas, como integral, de avena, quinua y kiwicha.

PANETÓN DE PANISTERÍA

Si queremos darnos un gusto chocolatero, Panistería, en el centro comercial Plaza Norte, Mall del Sur y en el Gran Terminal Terrestre Plaza Norte, es una buena opción. Ofrece un delicioso panetón con chocochip de 500 gramos, que ahora está en oferta, a solo S/.13.90. También tiene la opción de panetoncito con chocochip para los niños a solo S/.3.90. Pero, si las opciones pequeñas le quedan cortas, entonces mejor llévese el panetón clásico de 900 gramos, que es el más demandado en la tienda y sin duda será del gusto de toda la familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí