Inicio Actualidad Especiales Cuidemos el agua, muchos peruanos no cuentan con ese recurso

Cuidemos el agua, muchos peruanos no cuentan con ese recurso

689
0
Cuidando el agua del planeta

El Perú está entre los ocho países más ricos en agua en el mundo; sin embargo, el 10% de la población no tiene acceso a este recurso y los pronósticos indican que cada vez hay menos agua disponible. Sepa por qué es importante cuidarla y cómo hacerlo.

El mundo está haciendo frente a una pandemia devastadora y nunca antes vista. Sin tratamientos ante el COVID-19 y con vacunas que apenas empiezan a ser inoculadas en algunos países, el agua para el correcto y frecuente lavado de manos y mantener la salud y la vida es esencial. Sin embargo, en el Perú millones de personas no cuentan con este servicio básico y cada vez hay menos agua disponible.

Aunque el país es actualmente un paraíso del agua –está en el ranking mundial entre las ocho naciones con mayor cantidad de agua en todo el mundo–, su riqueza hídrica se encuentra distribuida de manera heterogénea y no está necesariamente en los lugares donde existe una mayor demanda. Por ejemplo, la costa peruana, que concentra más del 70% de la población, solo cuenta con el 1.8% del total de agua que se produce en el país. Del mismo modo, Lima es abastecida de agua por solo tres ríos: Chillón, Rímac y Lurín, cuyos caudales ya no son suficientes, y por eso debe tomar el agua de la cuenca del río Mantaro.

La mayor cantidad de agua disponible en el Perú se encuentra en la selva, donde nace y discurre el poderoso río Amazonas y existen 159 cuencas hidrológicas con más de 100,000 kilómetros de lagunas y ríos. La sierra peruana también tiene grandes provisiones de agua, pues allí se encuentra el 71% de los glaciares tropicales del mundo y el Titicaca, que es el lago navegable más alto del mundo. Sin embargo, estos ecosistemas son constantemente amenazados por actividades productivas, y otras de alto impacto ambiental, las cuales están generando efectos irreversibles sobre el volumen de las lagunas, ríos, arroyos, humedales y llanuras aluviales.

Con un volumen anual promedio de agua de 1’768,172 MMC (millones de metros cúbicos), el Perú tiene el privilegio de contar con 1.89% del agua dulce mundial, según la Autoridad Nacional del Agua.

Peruanos sin agua

Actualmente, la situación de la provisión de agua es complicada. Fernando Momiy Hada, director del Proyecto de Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, señaló que un informe del proyecto Forest Trends evidenció que en el Perú hay 3.4 millones de personas que no tienen acceso al agua, es decir el 10.2% de la población, mientras que 8 millones de peruanos (25.5%) carecen de acceso a servicios de alcantarillado.

Del mismo modo, indicó que en el país solo la mitad de la población (55.7%) tiene acceso al suministro de agua las 24 horas al día y, de ese total, el 55% habita en áreas urbanas y el 58.2% en áreas rurales. Esto quiere decir que hay muchos lugares donde la población no tiene acceso al agua ni al desagüe. En estos lugares las personas se abastecen a través de camiones cisterna y muchas veces tienen que esperar hasta una semana para que estas unidades le distribuyan el recurso, a fin de guardarla en reservorios y comenzar a dosificarla.

Impacto en la salud

Al respecto, la docente e investigadora de la Universidad del Pacífico Mónica Núñez advirtió en RPP que, aunque suministrar el agua con cisternas se ha normalizado en muchas partes del Perú, esto “no provee un acceso seguro, confiable ni permanente” y es necesario que las autoridades presten más atención al tratamiento y saneamiento del agua, sobre todo en tiempos de pandemia, pues este factor podría atentar contra la salud de los usuarios.

Y es que la falta de acceso al agua segura y al saneamiento básico pueden desencadenar una serie de enfermedades, como la diarrea, que según un reporte del Ministerio de Salud, el año pasado ocasionó 2,630 hospitalizaciones y 61 defunciones. Todo esto significa que en pleno 2021 y aunque, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el agua es un derecho humano, hay poblaciones en Perú que no cuentan con un correcto acceso al agua potable y al saneamiento para poder mantener el nivel de higiene y aseo que una enfermedad como el coronavirus necesita.

Pronóstico desalentador

Lo peor es que la situación del acceso al agua puede empeorar. Según Aquafondo, en Lima, vivimos en una crisis hídrica y se estima que para el 2030 la situación podría agravarse, pues la demanda de agua superará la oferta, afectando el 25% del PBI, lo que significará 35 mil millones de soles en pérdidas y más de 1.2 millones de desempleos.

Al respecto, Gabriela Rosas Benancio, especialista del Senamhi, advirtió que los pronósticos para el próximo decenio ya están mostrando cambios importantes en los patrones climáticos del país, como por ejemplo menos lluvias en el valle del Mantaro, lo que, aunado al retroceso de los glaciares, significará que habrá menos agua disponible para la ciudad de Lima.

A eso hay que agregar que, según la Autoridad Nacional del Agua (ANA), 200 kilómetros de glaciares de la Cordillera Blanca se han derretido desde 1970 por el cambio climático. Además, se estima que las tasas de retroceso son del 1% al 1.2% por año aproximadamente. En tanto, el Foro Ciudades para la Vida alertó que estudios realizados por la institución con universidades alemanas y holandesas, así como con diversas organizaciones científicas que monitorean el cambio climático, evidenciaron que, si no se toman medidas correctivas, al año 2100, la costa central del Perú perderá hasta el 40% de sus fuentes de agua.

Derroche de agua

Ante el aumento de la vulnerabilidad, los expertos pidieron a la población hacer un mejor uso del agua y no desperdiciarla, pues según cifras de la ANA, cada año se pierde el 37% del agua en todo el país. En la costa solo se aprovecha el 17% del agua disponible y el resto va a parar al mar. En tanto, en Lima hay distritos que están usando más de 460 litros de agua por persona al día, cuando no se necesita más de 100 litros.

Por ejemplo, el empleo de baldes de agua para jugar carnavales significa un derroche de 40 litros de agua por persona. Del mismo modo, el uso de agua para las piscinas portátiles genera una de las mayores pérdidas del recurso hídrico, ya que requiere de unos 7,000 litros de agua. Esto quiere decir que con el agua utilizada en una piscina por cuatro domingos se podría abastecer a una familia completa por 30 días.

Cada peruano consume en promedio 150 litros de agua en sus actividades diarias, pero la Organización Mundial de la Salud recomienda un uso máximo 100 litros diarios, lo cual incluye alimentación y aseo personal, entre otras necesidades básicas.

Recomendaciones

En ese sentido, los expertos invocaron a los usuarios a hacer un uso responsable y solidario del agua potable y del alcantarillado para no afectar la continuidad del servicio, sobre todo durante la emergencia por el coronavirus. Para ello, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) sugirió tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Al lavarse las manos, no olvide cerrar el caño mientras se enjabona por 20 segundos, tal como lo recomienda el Ministerio de Salud para prevenir el COVID-19.
  • Si va a bañarse no debe exceder los cinco minutos, tiempo suficiente para asearse, y debe recordar cerrar la llave mientras se enjabona.
  • Use un vaso con agua para lavarse los dientes y cierre el caño si se afeita para no desperdiciar agua. Esto le permitirá ahorrar 25 litros de agua.
  • Cuando lave las frutas y verduras, hágalo en un recipiente, de modo que esa agua la pueda reusar para regar las plantas. Esto le permitirá un ahorro de 30 litros de agua.
  • Si usa lavadora de ropa, hágalo siempre con la carga completa.
  • Cada vez que use los servicios higiénicos, revise que no quede corriendo el agua al jalar la palanca del tanque del inodoro.
  • Si riega sus plantas, hágalo de preferencia antes de las 8 de la mañana o después de las 7 de la noche para evitar perder agua por evaporación.
  • Si lava su auto, no utilice una manguera sino un balde con agua.
  • Mantenga en buen estado las instalaciones sanitarias internas de su casa para evitar un gran desperdicio de agua potable.
  • Efectúe un control permanente para detectar probables fugas no visibles, cerrando todos los caños para comprobar si el medidor sigue girando.

Además, para cuidar las redes de alcantarillado:

  • No tire papel higiénico u otros materiales al inodoro.
  • Al rasurarse o usar el peine, retire los cabellos de la rejilla del lavadero.
  • No eche aceite en el lavadero de la cocina o del inodoro.
  • No tire basura o residuos sólidos en las alcantarillas.
  • Si encuentra un buzón de desagüe sin tapa, cúbralo provisionalmente, coloque señales de alerta, y luego comuníquese inmediatamente con la empresa prestadora de su ciudad para que solucione el problema.

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, una fecha instaurada para dar a conocer la importancia de este recurso hídrico y crear conciencia de su cuidado entre la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí