Inicio Actualidad Especiales ¿Qué carreras tienen mayor demanda hoy en día?

¿Qué carreras tienen mayor demanda hoy en día?

1532
0
Tarjetas de pregunta

Elegir una carrera no es una tarea fácil. Les compartimos los consejos de los expertos y una guía de profesiones del futuro para que su hijo encuentre su vocación y viva feliz.

Si su hijo terminó el colegio, pero aún no sabe qué quiere estudiar, se siente confundido, pues le gustan muchas cosas diferentes y no puede decidirse entre varias opciones, no se preocupe: la elección de la profesión suele ser un momento de tensión y dudas para muchos adolescentes. Sin embargo, la buena noticia es que cada vez hay más opciones para que los jóvenes descubran tempranamente sus habilidades y reduzcan la incertidumbre por su futuro.

Justo Zaragoza, director de Grupo Educación al Futuro, señaló que el 80% de escolares termina el colegio sin saber qué carrera profesional estudiar. Por eso, en muchos casos se aventuran a elegir sin tener la información suficiente y toman decisiones equivocadas que luego los llevan a abandonar los estudios. “Por esta causa hay una alta deserción en los primeros años de universidad. Nuestros estudios revelan que 3 de cada 15 estudiantes deja completamente los estudios; mientras que otros 2 se cambian de carrera en el camino. Solo 5 llegan a terminar la carrera, pero de esos 5 solo 2 señalan que volverían a estudiar lo mismo”, indicó.

Flor Sega, psicóloga y facilitadora de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, señaló que la posibilidad de equivocarse es muy alta por la presión que sienten los jóvenes al pensar en el impacto que tendrá su decisión en su vida futura. “Eso puede generar ansiedad, angustia y frustración; por eso los padres deben mostrar bastante compresión, tolerancia y entender que los jóvenes se pueden equivocar”, dijo.

EL ROL DE LA FAMILIA

La experta manifestó que en la decisión de elegir una profesión la familia juega un rol muy importante porque es el primer soporte y el lugar ideal donde el joven puede tener opciones para descubrir qué talentos tiene. Sin embargo, señaló que los padres deben tener cuidado porque en el 40% de los casos los jóvenes eligen sus carreras influenciados por sus opiniones y eso también puede conducirlos al error.

“La opinión de los padres debe ser importante, pero no influyente. Su función es dar soporte a lo que sus hijos decidan”, remarcó. En ese sentido, aconsejó a los progenitores no condicionar el apoyo económico a la carrera que elegirán sus hijos, no apelar al sentimiento para que se decidan por la carrera que a los padres les gusta y escucharlos siempre sin imponerles una decisión.

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN EN LA ELECCIÓN?

La coach vocacional señaló que actualmente los psicólogos y expertos educativos consideran que antes de elegir la carrera que determinará el futuro de los jóvenes, estos deben tener en cuenta tres aspectos importantes: la vocación, la ocupación y la profesión.

  • La vocación

Se refiere al llamado que todos tenemos desde muy pequeños. A veces la persona puede gustar de hacer muchas cosas, pero la diferencia con el gusto es que este último suele ser algo pasajero que uno podría dejar de hacer. Con la vocación uno se apasiona, disfruta tanto lo que hace que se olvida del tiempo y lo prefiere entre varias alternativas. Un punto de partida para descubrir la vocación es consultar a nuestra familia con qué actividad nos ven felices: por ejemplo, cuando interactúa con la gente, al estar en la naturaleza o con retos matemáticos.

  • Ocupación

Una vez que se descubre la vocación se debe definir cómo es el lugar y espacio donde la persona quisiera hacer esa actividad. Debe evaluar si se trata, por ejemplo, de un lugar abierto o cerrado, si prefiere trabajar con mucha o poca gente, si quiere ser jefe o solo parte del equipo, si quiere trabajar en un solo lugar o variar mucho. La ocupación tiene mucho que ver con la personalidad de cada individuo. Una pregunta que puede ayudar a definir la ocupación es ¿dónde se imagina estar en 10 o 15 años?

  • Profesión

Es la carrera que finalmente ayudará a la persona a lograr su objetivo. Lo primero para elegirla es relacionarla con la vocación y ocupación, y analizar si cumple sus objetivos. Si la profesión que pensó inicialmente no se relaciona con su vocación y dónde se ve en unos años, o no pensó en ninguna carrera, entonces es momento de buscar aquellas profesiones que se relacionen con sus objetivos de vida.

Sega señaló que, teniendo en cuenta estos factores, el punto de partida para elegir una carrera es la vocación; el punto de llegada, la ocupación; y la profesión es el puente. “Por ejemplo si usted es feliz ayudando a las personas, esa sería su vocación. A partir de eso, se puede preguntar ¿dónde le gustaría ayudar a las personas? ¿En un colegio, en un hospital, en una zona vulnerable?, esa sería su ocupación. Luego puede decidir qué carreras o profesiones le pueden ayudar a realizar esa vocación”, explicó.

¿CUÁNDO ES TIEMPO DE DECIDIRSE?

Johana Morales, psicóloga vocacional de la Universidad Continental, refirió que un error muy común que cometen los jóvenes al reconocer sus talentos y su vocación es creer que solo las habilidades desarrolladas hasta terminar el colegio son las que determinarán su futuro. “Las habilidades se pueden ampliar con los años. A veces las personas se quedan en la zona de confort, pero esta es la etapa precisa para descubrir, conocer, equivocarse y volver a intentar”, manifestó.

Morales sostiene que, aunque las personas pueden empezar a reconocer sus talentos desde la adolescencia, para tomar una decisión sobre el futuro profesional se necesita alcanzar cierta madurez mental. Por ello recomendó que, a manera de entrenamiento, se pueda ir familiarizando al joven con este tema desde tercero de secundaria. “Desde esta edad se le puede ir dando información sobre las carreras afines a su perfil con tranquilidad y sin presiones. La idea es que interactúen en talleres prácticos y poco a poco vayan conociendo la parte divertida de una carrera para después profundizar. Así no llegarán a quinto de secundaria con la presión de tener que decidir a última hora”, aseveró.

La experta agregó que desde cuarto de secundaria los adolescentes también pueden someterse a test vocacionales para ir analizando cuáles son sus gustos y habilidades. No obstante, los expertos recomiendan buscar test profesionales y no dejarse llevar por lo que se encuentra en Internet, pues una orientación vocacional incluye el test vocacional en sí mismo, el perfil de personalidad, un test de inteligencia, un test de aptitudes e intereses y un cuestionario de hábitos de estudio. El profesional, en forma paralela, hace entrevistas con el joven y sus padres y recién después de todo eso se elabora un perfil.

ALTERNATIVAS PARA DESCUBRIR SU PROPÓSITO

Aunque este es el camino ideal para que los jóvenes decidan tempranamente su profesión sin equivocarse, hay muchos adolescentes que llegan a quinto de secundaria y aún no encuentran su vocación. Sin embargo, hay también alternativas más distendidas para ayudarlo a enfocarse sin sentir presión. Niko Kisic, coach vocacional y director de The Yoga Journey, ha puesto en marcha el taller “Encontrando tu propósito”, a través del cual emplea diferentes técnicas de reflexión y ejercicios de meditación para crear un ambiente de comodidad en el que los adolescentes puedan encontrar su propósito.

“Muchas veces los jóvenes conocen las carreras a fondo, pero no están seguros de si es para ellos o no. Piensan que nada les gusta, pero lo que pasa es que tienen muchas voces en su cabeza y no saben a cuál escuchar. Por eso, con la meditación procuramos crear calma, para escucharse y verse uno mismo, para que así reconozcan en qué son buenos y descubran lo que realmente quieren de la vida”, explicó. Kisic indicó que luego de reconocer sus habilidades, talentos y aptitudes, los jóvenes, con la ayuda de una plataforma, descubren en forma divertida el público al que quieren atender y la necesidad que quieren solucionar, pero desde una perspectiva más amplia ligada a su misión en la vida y lo que se quiere alcanzar.

“Tener un propósito es tener la convicción de saber que el camino que eligió es el correcto. A partir de ahí el camino pinta distinto, todo fluye de manera natural, pues cuando las personas descubren su propósito de vida y trabajan impulsadas por la pasión, están destinadas al éxito profesional y económico”, dijo.

Al respecto, la coach vocacional Johana Morales resaltó la importancia de que los jóvenes descubran su verdadera pasión para no caer en el facilismo de sacar conclusiones por comentarios de parientes o amigos, pues eso los puede llevar a estudiar una carrera y darse cuenta a la larga que no era lo que querían. “Hay muchos motivos que contribuyen a la deserción, ya sean económicos o familiares y pueden causar una pausa en la educación, pero si no hay cariño ni pasión por la carrera elegida finalmente los jóvenes terminarán dejándola y ya no regresarán”, comentó.

¿CUÁLES SON LAS CARRERAS CON FUTURO?

La psicóloga Flor Sega señaló que otro aspecto muy importante a tomar en cuenta al momento de elegir una profesión es el factor económico. “Hay que ser realistas con este tema y analizar si estamos en condiciones de pagar toda la carrera y adaptarnos a la universidad o instituto donde podamos alcanzar nuestras metas”, dijo. Sostuvo además que se debe tomar en cuenta si la carrera elegida se encuentra entre las que tendrían mayor demanda en el futuro, en especial tras la pandemia, pues esta situación ha generado un gran impacto, tanto en el ámbito laboral como en el educativo.

Jorge Chávez, gerente académico de Senati, refirió que la nueva realidad ha impulsado a muchas industrias, de manera acelerada, a virar hacia la transformación digital y, por eso, habrá mucha demanda de profesionales jóvenes que egresen de carreras vinculadas a las tecnologías digitales, así como a la seguridad en redes y el comercio electrónico, entre otras.

Por su parte, Jorge Abad, director académico de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), sostuvo que hoy en día, las tendencias han cambiado y la ciencia, innovación e investigación se están convirtiendo en los factores principales para construir la nueva forma de percibir el mundo.

Según los expertos las carreras más demandadas en el futuro tras el COVID-19 serán:

  • Medicina Humana: La compañía de Recursos Humanos Adecco señaló que las ciencias de la salud tienen dos pilares muy atractivos al momento de escoger una carrera profesional: la estabilidad económica y laboral. Además, el problema más grave asociado a la pandemia ha sido, sin duda, el bienestar y la sanidad de las personas; por lo cual los profesionales de la salud serán más valorados en el futuro. Además, hará falta especialistas en ramas específicas de la salud, que escasean y son insustituibles.
  • E-commerce Manager: Gracias al crecimiento del negocio digital, esta será una de las profesiones más demandadas y con mayor proyección. Para estos cargos se suelen estudiar carreras relacionadas con el mundo del negocio y del marketing. Entre algunas de sus responsabilidades destaca la función de establecer la estrategia para desarrollar un negocio online o startup, aumentar el volumen de ventas, dominar las tecnologías digitales y cuidar la experiencia del usuario en su web.
  • Comunicación Digital: Estos profesionales también se han vuelto imprescindibles en este nuevo entorno. Es cierto que se trata de un mercado con más competencia que otros. Sin embargo, la evolución de las carreras de comunicación y la especialización a través de los másteres ha favorecido la creación de profesiones como Digital Account Manager, Community Manager, Digital Communication y Brand Manager y SEO Content Manager.
  • Data Scientist: Los profesionales en datos e inteligencia artificial ya estaban desde antes en las listas de las profesiones top más demandadas, pero con la pandemia su importancia se ha disparado. Las compañías valoran cada vez más todo lo que los datos pueden aportar a sus procesos y la crisis sanitaria ha demostrado la utilidad del big data para prevenir y contener las enfermedades, pues los datos han sido decisivos para detectar los brotes del virus, rastrear posibles infectados y predecir su expansión.
  • Bioingeniería: Esta nueva rama de la ingeniería agrupa a los profesionales que se ocupan de todos los aspectos tecnológicos relacionados de alguna manera al ámbito de la medicina y de la biología. Además, al igual que un biólogo o un médico, se encarga del estudio y el análisis de todos los organismos vivos, a nivel molecular, celular y de aparatos y sistemas del cuerpo humano o de cualquier otra forma de vida, lo cual será muy demandado para la investigación
  • Ciberseguridad: El aumento de las compras online vía e-commerce, la educación online y el teletrabajo ha hecho que aumente la necesidad de fortalecer la seguridad informática. Estos profesionales se encargan de asegurar datos, transacciones y actividad económica en general. Las empresas especializadas en ciberseguridad han sido uno de los negocios más rentables tras el COVID-19.
  • Psicología: Las profesiones que involucran cuidados de la mente (terapeutas, psicólogos y psiquiatras) aún estarán en alza debido a los cuadros de ansiedad y depresión que presentan las personas tras la pandemia. El psicólogo es un experto en el comportamiento humano, capaz de transformar la vida de las personas ayudándolas a resolver sus problemas y a mejorar sus relaciones con los demás.
  • Ingeniería ambiental: Esta es una de las carreras con las que se puede generar un impacto positivo en el medio ambiente tras el impacto de la pandemia. Los profesionales pueden gestionar eficientemente estrategias sobre aire, agua, energía, residuos sólidos y suelos, así como analizar información compleja, tomar decisiones de manera integral y diseñar estrategias para la prevención, control y mitigación de los problemas ambientales.