Inicio Actualidad Noticias “En Ica nació la patria”

“En Ica nació la patria”

1484
0

“Mi infancia, que fue dulce, serena, triste y sola,
se deslizó en la paz de una aldea lejana,
entre el manso rumor con que muere una ola
y el tañer doloroso de una vieja campana.

Dábame el mar la nota de su melancolía;
el cielo, la serena quietud de su belleza;
los besos de mi madre, una dulce alegría,
y la muerte del sol, una vaga tristeza.

En la mañana azul, al despertar, sentía
el canto de las olas como una melodía
y luego el soplo denso, perfumado del mar,

y lo que él me dijera, aún en mi alma persiste;
mi padre era callado y mi madre era triste
y la alegría nadie me la supo enseñar”.

Con estos versos inmortales del poema “Tristitia”, del destacado dramaturgo, poeta y periodista iqueño Abraham Valdelomar Pinto, el arquitecto Javier Luna Elías abrió la última edición de su programa “Noche de Luna”, en el marco del 200 aniversario del histórico desembarco del general don José de San Martín y la Expedición Libertadora en la Bahía de Paracas.

“En Ica tenemos una frase constante que decimos siempre los iqueños: ‘En Ica nació la patria’, y creemos que es verdad porque así hemos crecido, nos han hecho saber y la historia lo comprueba” destaca Luna Elías al resaltar la importancia y trascendencia histórica de la región sureña en la gesta libertadora encabezada por don José de San Martín, que arribó a la costas de Ica el 8 de septiembre de 1820.

En el programa del último domingo transmitido siempre por Willax TV, el conductor de “Noche de Luna” hizo referencia a la creación de nuestra bandera y su importancia en la identidad nacional.  “Se sentó, cuenta la historia y los cronistas, Don José de San Martín, el Santo de la Espada, este hombre maravilloso que hizo la independencia de Argentina, y luego vino acá a liberarnos. Este hombre reclinó su cabeza en unas palmeras, y mirando al cielo descubrió a una bandada de parihuanas que llegaban desde el ande hasta la costa, ritual que hasta hoy celebran, incluso cóndores sobrevuelan las playas de Paracas, y al ver a estas parihuanas rojas y blancas, creó ahí en ese momento nuestra bandera patria”.

“Dicen después los expertos que eso no es verdad, pues a mí me encanta que así sea.  Yo estoy seguro que usted va a comprenderlo, y que entenderán que hemos formado nuestra peruanidad desde eso. Cuando nos dicen que es un saludo a la bandera, yo los reto a que hagan lo que hice.  Mi bandera en julio no la pongo en lo más alto de mi casa, la pongo al inicio de una escalera, y créanme no hay nada más extraordinario cuando a veces paso y siento que mi bandera me acaricia a la cara. Es algo extraordinario, porque es nuestro emblema. Es lo que sirve para identificarnos ante el mundo. No es el idioma, no es la gastronomía, no es el habla. Nuestra bandera es nuestra”.

Al subrayar que los peruanos nos encontramos “frente al bicentenario”, el arquitecto Luna Elías indicó: “lo primero que habría que hacer la Comisión del Bicentenario es preocuparse que los jóvenes tengan la educación que tuvimos en la generación mía, y que sepan algo de lo que significa la historia de mi país. Yo tengo pena porque eso no ocurre, porque hablo con jóvenes que, cuando les pregunto algo relativo a esto, me miran y no entienden nada”.

Lamentó que, pese a que estamos cada vez más cerca del 28 de julio del 2021, “no hemos hecho nada por Punchauca, que es la hacienda donde se reunieron todos para decidir los destinos de la patria. No hemos hecho nada por restaurar la Plaza San Martín, que sigo insistiendo, no sé cómo le vamos a honrar a Don José poniendo cartones y haciendo una fachada falsa, para que el mundo no vea que en 200 años no hemos guardado nuestra imagen, porque de eso se trata. Si nos van a ver en el mundo celebrando el bicentenario, tenemos que tener todo perfecto, y tenemos que trabajar para que así sea, porque insisto, el trabajo no le corresponde al alcalde, ni tampoco le corresponde al gobierno de turno. Somos libres, seámoslo siempre”.