Inicio Actualidad Noticias Guía para convertirse en su propio jefe

Guía para convertirse en su propio jefe

1663
0
Emprendedores

Si con la crisis desatada por el COVID-19 ha pensado en emprender, aquí le dejamos seis pasos que debe tomar en cuenta para lograr su independencia laboral.

La pandemia del coronavirus ha dejado sin empleo a casi 400 millones de personas en todo el mundo, sin embargo los peruanos no han perdido su empuje y ante la falta de oportunidades laborales, están buscando alternativas para emprender, convertirse en su propio jefe, trabajar por metas propias y, sobre todo, generar su propia fuente de ingresos.

Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) y ESAN, el Perú es el país con mayor espíritu emprendedor en América Latina y el quinto en el mundo. Prueba de ello es que el 45% de los peruanos considera poner un negocio en los próximos tres años, informa la Asociación de Emprendedores del Perú.

Si usted forma parte de este grupo de personas que sueña con dirigir su propio negocio o empresa, pero no sabe por dónde empezar, aquí le dejamos las siguientes recomendaciones del economista Juan Carlos Ocampo, experto en Finanzas Personales y director del portal Mundo Negocio (www.mundonegocio.pe), para que el proceso de creación de su emprendimiento logre el éxito que desea:

1. Identifique lo que el cliente necesita

Lo primero antes de embarcarse en un negocio es saber las necesidades que existen en el mercado. Se tiene que preguntar dónde hay mayores oportunidades. Por ejemplo, en el contexto actual en que las familias se cuidan del COVID-19, hay una necesidad de protegerse y se hace necesario el gel de manos, las mascarillas, la ropa impermeable, etc. También se necesita transportar productos. Ahí el emprendedor debe reconocer lo que podría fabricar él mismo desde casa o mandar a confeccionar a un taller sin que le represente mucho gasto.

2. Fíjese en las necesidades que no son atendidas

En el mercado hay muchas quejas de consumidores por productos que no cumplen las expectativas o servicios que no se dan adecuadamente, por ejemplo los envíos a domicilio que no llegan a tiempo. Este es un nicho que puede convertirse en una oportunidad para que el emprendedor brinde un mejor servicio. Pero hay que hacerlo bien, por ejemplo si su tienda está en un distrito del sur de Lima no puede pretender dar el servicio en Lima Norte. Busque en su zona qué es lo que falta, lavanderías, librerías, bodegas, centros de acopio, etc. Piense qué puede mejorar en el sector o cómo puede solucionar algún problema. Recuerde que el modelo de negocio que busca soluciones es el que crece más rápido.

3. Busque un rubro que le brinde satisfacciones

El error de muchos emprendedores es invertir en un negocio buscando solo frutos económicos. Sin embargo, lo recomendable es que se enfoque en lo que le gusta y no le aburriría hacer, pues lo hará más rápido, le generará altas ganancias y le permitirá pasarla bien. Es mejor que elija una actividad donde su experiencia le sea útil, pues está demostrado que las personas son más productivas cuando disfrutan de una tarea. La idea es que no se sienta esclavizado, sino que le entusiasme, pues así estará motivado para innovar constantemente y potenciará sus ventajas frente a la competencia, ofreciendo algo por lo cual la gente regresará y hasta lo recomendará.

4. Empiece con lo que tenga a la mano

Para empezar un negocio no hay un monto mínimo de inversión. Aunque la teoría empresarial recomienda tener un buen capital inicial, en el Perú hay muchos casos de personas que empezaron con muy poco dinero. La clave aquí es la confianza, pues si usted demuestra que es una persona responsable y trabajadora podrá hacer contactos con proveedores que le den créditos para empezar su emprendimiento. Con el crédito puede comprar mercadería, darle un valor agregado y obtener una buena ganancia que le permita pagar el préstamo y ganar algo. Pero además puede ser más creativo y optar por renovar o reciclar algo, dándole un toque personal, o explorar opciones de compra y venta de productos según la estacionalidad.

5. Lo mejor es optar por la formalidad

Aunque muchos negocios empiezan siendo informales porque así se evitan pagar tributos, lo cierto es que los emprendimientos empiezan a crecer cuando se formalizan. Cuando el emprendedor es informal ofrece sus productos en la calle y no da factura ni boleta, pero cuando alguna empresa se interesa en comprarle, obligatoriamente necesita estar constituida y en la formalidad. Las ganancias de un negocio formal son mayores y permiten también oportunidades de crédito y de relacionarse con otras empresas formales. Y ahora no solo se puede dar servicios y vender a empresas sino también al Estado, pero para ello el negocio debe estar formalizado.

Juan Carlos Ocampo señaló que actualmente formalizar una empresa en el Perú es más sencillo y puede hacerse a través del MAC que está en Plaza Norte, el cual retomará sus funciones el 18 de octubre.

Todos los costos bordean aproximadamente los 1,000 soles, pero la mitad es el capital de trabajo. “La gente está pensando que un negocio es una tienda y que debe alquilar un local, pero hoy en día existe muchas oportunidades para vender por delivery o por Internet. La empresa puede funcionar en un pequeño espacio de su casa para que sea su domicilio fiscal, lo importante es que esté constituida y que de un producto de calidad”, manifestó.