Inicio Actualidad Noticias ¿Qué debo hacer si sospecho que tengo COVID-19?

¿Qué debo hacer si sospecho que tengo COVID-19?

1280
0
Contagios con COVID-19

Tras la aparición de la variante ómicron, los casos de coronavirus en el país se han disparado. Aquí te contamos qué hacer y qué no hacer si crees que hay un contagio en casa.

Ante el aumento de casos de coronavirus generado por la contagiosa variante ómicron, cada vez son más las personas que experimentan síntomas de la enfermedad: dolor de garganta, tos, secreción nasal, estornudos, fiebre y fatiga son algunos indicadores de un posible contagio. 

Si sospechas que hay un positivo a COVID-19 en casa, sigue estas recomendaciones:

Quédate en casa. A menos que requieras atención médica, lo mejor, ante la sospecha de un caso de COVID-19, es aislarte del resto de los habitantes de tu hogar para prevenir contagios, y de preferencia en una habitación con baño propio y que tenga buena ventilación. Además, debes avisar a las personas con quien tuviste contacto, pues podrían estar contagiadas.

Realiza una prueba de descarte. Si tienes síntomas hazte inmediatamente la prueba (antigénica o molecular), pero si no tienes síntomas, pero estuviste en contacto con una persona positiva al virus, espera entre el tercer y quinto día del contacto para la prueba (molecular). Recuerda que hay más de 200 puntos para hacerte la prueba gratuita: https://www.gob.pe/puntoscovid

Respeta el aislamiento. Debes mantenerte en una sola habitación y evitar el contacto con otras personas, pero, si es necesario salir, debes usar mascarilla en todo momento. Aunque en países de América Latina los protocolos para personas positivas al COVID-19 con síntomas leves se ha rebajado a entre 7 y 10 días, en Perú sigue vigente el aislamiento por 14 días.

Mantén contacto con tu médico. No te automediques ni uses antibióticos ni corticoides sin prescripción médica. Controla tu temperatura y saturación y, si presentas dificultad para respirar, dolor persistente en el pecho o confusión, llama al 113 o a tu servicio de emergencia.

Descansa. Aunque creas que no lo necesitas, reduce tus actividades al mínimo. Eso permitirá que tu cuerpo tenga las condiciones necesarias para recuperarse. 

Sigue una dieta equilibrada. Consume alimentos ricos en proteínas y frutas y verduras, además, mantente hidratado.

Recuerda que, si tienes las vacunas completas, la enfermedad no representa un riesgo de hospitalización; por eso la mejor prevención es completar el esquema de vacunación, así como evitar aglomeraciones y seguir usando la mascarilla.