Inicio Destinos Machu Picchu está de fiesta

Machu Picchu está de fiesta

771
0
Ciudad de los incas Machu Picchu

El mes de julio es trascendental para el histórico santuario inca, pues celebra los 110 años de su descubrimiento y los 14 años de su designación como maravilla del mundo.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas, cumple este 24 de julio 110 años de su descubrimiento. Aunque en realidad nunca estuvo perdida, pues era conocida por los pobladores locales, que guiaron al explorador estadounidense Hiram Bingham, cuando este la redescubrió en 1911 y la dio a conocer al mundo.

Sin embargo, antes que Bingham, el peruano Agustín Lizárraga ya había llegado al complejo arqueológico en 1902, pero tuvo fallidos intentos para hacer público su descubrimiento. Fue el investigador norteamericano quien, tras llegar a la fortaleza, logró el apoyo de la Universidad de Yale, National Geographic y el gobierno peruano, y comenzó el estudio científico del sitio.

Bingham quedó maravillado ante las monumentales paredes incas hechas de bloques de granito y cortadas con la más alta precisión. Los esplendorosos templos, casas reales, la gran plaza y otras construcciones en medio de una escarpada montaña de ceja de selva, le hacían pensar que estaba en un sueño.

Es que el imponente complejo arquitectónico, construido aproximadamente en el año 1450 por orden del inca Pachacútec, sobrepasa las expectativas de todo aquel que llega al lugar. Por eso, hace 14 años, un 7 de julio, el monumento fue reconocido por la Fundación New 7 Wonders como una de las maravillas del mundo moderno, atrayendo la mirada de miles de turistas.

El Gobierno decretó el 7 de julio como “Día del Santuario Histórico de Machu Picchu”, luego de que un 7 de julio de 2007 la ciudadela fuera declarada Maravilla del Mundo Moderno.

Lugar de peregrinaje obligado

El santuario histórico, que fue designado Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la Unesco, está ubicado en la provincia de Urubamba, en Cusco. Tiene una extensión de 32,592 hectáreas y, además de las monumentales construcciones incas, alberga 384 especies de árboles, 468 de orquídeas, 443 de aves, 84 de mamíferos, 22 de reptiles y 17 de anfibios, así como cataratas y comunidades campesinas con una oferta turística de calidad.

La zona turística está dividida en dos sectores: el agrícola, con las terrazas donde los incas cultivaban y donde se observa un sorprendente sistema hidráulico, que fue tallado entre las piedras y hoy en día sigue funcionando; y la zona urbana, que alberga los grandes centros ceremoniales, como el Templo del Sol y el Intihuatana, una enorme roca alineada perfectamente con el Sol que se cree que servía como calendario astronómico.

Pero sin duda la zona más visitada es la conocida como la casa del guardián, desde donde se puede ver el cerro Huayna Picchu y tomarse la clásica foto al pie de las verdes montañas.

La mejor época para visitar esta maravilla mundial es entre abril y octubre, cuando el clima es más seco y no hay lluvias. Se camina mucho, así que lo recomendable es llevar ropa liviana, agua y bloqueador. La vista magnífica, la sensación de energía y la adrenalina lo sorprenderán.

Dato:

Machu Picchu va por su cuarta nominación como mejor atracción turística de Sudamérica en los World Travel Awards 2021. Puede votar por la ciudadela inca ingresando a la página web https://www.worldtravelawards.com/vote-for-promperu-peruvian-tourism-board-south-americas-leading-tourist-attraction-2021, hasta el 26 de julio.