Inicio Destinos Tingo María: la entrada a la Amazonía peruana

Tingo María: la entrada a la Amazonía peruana

2101
0
Tingo Maria

Es uno de los lugares más representativos de nuestro turismo por sus hermosos paisajes, diversidad biológica y deliciosa gastronomía.

Rodeada de cascadas, cuevas y una gran diversidad de flora y fauna, Tingo María se ubica en la provincia de Leoncio Prado, en la región de Huánuco. Por encontrarse en la selva alta se le conoce como la “Puerta de entrada a la Amazonía peruana” y este 15 de octubre celebra su 82 aniversario. Fue en 1938 cuando se promulgó un acuerdo de Ley para permitir a los colonos de la época que puedan poblar esta parte del país, que ahora tiene una población de más de 50,000 habitantes.

También se le conoce como la “Ciudad de la Bella Durmiente”, por estar rodeada de enormes cerros verdes que forman una figura que se asemeja a una mujer acostada y descansando, la que se puede divisar desde cualquier parte de la ciudad. Por todo esto, conozcamos algunos de sus principales atractivos turísticos:

1. La Cueva de las Lechuzas

Es su principal atractivo ubicado a 15 minutos de la ciudad. Se trata de una inmensa gruta de piedra caliza en donde habitan colonias de murciélagos, aves, reptiles e insectos. La especie más numerosa es el ave guácharo. Se dice que hace décadas, los lugareños confundieron a esta ave con las lechuzas, por eso le pusieron ese nombre. Hasta el momento, los expertos solo han explorado los primeros 400 metros de la cueva. Su salida y profundidad exacta aún sigue siendo un misterio.

2. Parque Nacional de Tingo María

Es un área protegida con más de 4,500 hectáreas por encima de los 600 m s.n.m. Se puede apreciar una gran biodiversidad con cerca de 40 especies de aves, entre ellas el guácharo, el gallito de las rocas, el cóndor de la selva, entre otras. También hay 36 especies de mamíferos, 9 clases de peces y 21 especies de batracios y reptiles.

3. Jardín Botánico de Tingo María

Fue creado por la Universidad Nacional Agraria de la Selva en 1978. Tiene 5 hectáreas y es un espacio dedicado a la práctica del ecoturismo y a proteger la vegetación de la ciudad. A través de un sendero se puede apreciar una variedad de especies de nuestra flora como pico de loro, bastón del emperador, orquídeas, heliconias, entre otras. También se pueden observar árboles como la caoba, el cedro, la capirona, y muchos más.

4. Catarata el Velo de las Ninfas

Se trata de una caída de agua de unos 50 metros de la que se forman hermosas cascadas y pozos naturales. Para apreciar este atractivo natural hay que partir desde el km 107 en la carretera Huánuco – Tingo María (a 25 minutos de la ciudad) hasta llegar a la localidad de Tambillo Chico. Desde ahí se inicia una caminata cuesta arriba por cerca de dos horas. Otras cascadas famosas que se pueden ver alrededor son las de San Miguel, El Encanto y Espejo.

5. Variedad gastronómica

Tingo María es una ciudad que destaca por su variedad gastronómica y deliciosa. Sus platos se caracterizan por la mezcla de alimentos exóticos como la combinación del plátano y la cocona con carnes como el chancho, añuje, venado y armadillos, así como pescados de agua dulce como el paiche, bagre y huasaco. Algunos de sus platillos típicos son el ceviche de paiche, juane de gallina (muy consumido durante las fiestas de San Juan), inchicapi de gallina con maní (sopa especial de la región hecha con gallina de chacra y maní molido o licuado), patarashca (pescado cocido a la parrilla o al horno envuelto en hojas de plátano) o asado de picuro (carne guisada con maní molido y maíz). Entre sus principales bebidas típicas esta la aguajina (refresco a base de aguaje), el chapo (a base de plátanos maduros) o el masato (a base de yuca fermentada).