Inicio Destinos Viva la Semana Santa desde su hogar

Viva la Semana Santa desde su hogar

896
0
Procesión del Señor de los Temblores

Este año la Semana Santa en Perú se vive desde casa con mucho fervor y recordando las costumbres que se han convertido en parte de nuestra cultura. En la semana mayor que empieza el Domingo de Ramos y termina el Domingo de Resurrección, el creyente conmemora esta festividad con tradiciones que se han ido expandiendo a lo largo del país.

El fervor religioso, las costumbres y tradiciones en Semana Santa en distintos departamentos del Perú son motivos suficientes para disfrutar de la alegría que caracteriza nuestro país en conmemoración de una de las más grandes celebraciones religiosas que forman parte de nuestra herencia.

Aquí te contamos cuáles son esos destinos con las celebraciones de Semana Santa más populares tales como Ayacucho, Cajamarca y Cusco.

Ayacucho, ¡celebraciones únicas!

La festividad religiosa que se vive en Ayacucho es la segunda más importante de todo el mundo, solo después de la que se realiza en Sevilla (España). Y la razón es sencilla: el fervor y la religiosidad son incomparables.

La Semana Santa Ayacuchana inicia con la llamada celebración Viernes de Dolores y comprende la procesión del Señor de la Agonía y de la Virgen Dolorosa. A esta celebración le sigue el Domingo de Ramos con la bendición de las palmas y el recorrido del Cristo sobre el pollino que comienza alrededor de las 3 de la tarde y este sale en compañía de un grupo de doce hombres que representan a los apóstoles que acompañaron a Jesús en su ingreso a Jerusalén.

El día lunes continúan con la procesión del Señor del Huerto; el martes, con el Señor de la Sentencia. El miércoles se lleva a cabo una escenificación sobre el encuentro de Jesús, su Madre y María Magdalena. El día jueves se recorren las iglesias y se lleva cabo una actuación de la Última Cena.

El Viernes Santo, desde el Templo Santo Domingo, los fieles acompañan la procesión de la imagen del Señor del Santo Sepulcro, que representa a Cristo ya sin vida y camino a ser sepultado. El Sábado de Gloria suenan las campanas de todos los templos de la ciudad a las 9 de la noche, lo cual indica la Resurrección y Gloria. Es un día de festejo, celebración, danzas, comida y muchas actividades artísticas.

Para finalizar, el Domingo de Resurrección se elabora una misa en la Basílica Catedral. La imagen de Cristo es mostrada acompañada por velas, mientras las personas cantan y bailan con júbilo.

Cajamarca, cultura y religión.

Cajamarca, conocida como la Ciudad del Cumbe, especialmente en la provincia de Contumazá los penitentes demuestran su fervor en estas fechas de Semana Santa.

La mayor festividad es la Fiesta de las Cruces de Porcón, que se realiza el Domingo de Ramos. En esta ceremonia la imagen del Señor de Ramos es colocada sobre un asno, el cual se encarga de pasearla por todo el pueblo cajamarquino. En esta celebración, los mayordomos adornan las cruces con espejos, cuadros, flores y entre otros adornos que representan el alma de los devotos.

En el Barrio Lucmacucho, en la parte alta de la ciudad, se escenifican las doce estaciones del Vía Crucis y el recorrido es aproximadamente de dos kilómetros.

El Jueves y Viernes Santo se conmemoran al realizar una penitencia a medianoche de cada día con un tablón de gran tamaño y una barreta amarrada a cada pie, caminan por las avenidas principales. Así, imitan y recuerdan lo mismo que hizo Jesucristo antes de su muerte. Como parte de su recorrido caminan hacia la iglesia más cercana a realizar las confesiones de sus pecados.

Cuando el sacerdote los absuelve y les da la penitencia, siguen su camino hacia el cementerio. Esto es debido a que justo a medianoche se oyen los sonidos de las barretas arrastradas por el suelo, mientras retumban en medio del campo santo.

Cusco, tradicional Semana Santa

La celebración de la Semana Santa en Cusco se inicia con el Domingo de Ramos, donde los fieles acuden a distintas parroquias de la ciudad portando hojas de palma y cruces tejidas de la misma planta, que se hacen bendecir para después llevarlas a las casas y colocarlas tras las puertas, como un símbolo de protección para el hogar.

El Lunes Santo inicia con una procesión donde se consagra a la imagen del Señor de los Temblores, que se instauró después del devastador terremoto del 31 de marzo de 1650 que destruyó la Ciudad Imperial, razón por la cual esta imagen fue consagrada como “Patrón Jurado” de la ciudad. En la Basílica Catedral, el Jueves Santo, el arzobispo lava los pies de doce personas, que representan a los apóstoles, mientras las familias se reúnen para disfrutar de los “doce platos” conmemorando la última cena de Cristo y sus apóstoles.

En la Plaza San Francisco y el Mercado Central se puede adquirir dulces tradicionales como los maicillos, bizcochuelos, suspiros, empanadas y otras delicias de la repostería cusqueña. Por la noche las familias recorren las calles y las plazas del Centro Histórico en la ruta de los Siete Templos que recuerdan las caídas de Jesús en su camino al calvario.

El Viernes Santo desde el templo de San Francisco sale en procesión la cruz y termina al amanecer en Saqsaywaman, a los pies del Cristo Blanco. Es el día de mayor recogimiento, donde miles de fieles conservan el ayuno y no consumen carne. En los templos tienen lugar el Sermón de las Tres Horas y las Siete Palabras; durante la tarde y la noche, desde los diferentes templos de la ciudad salen las procesiones del Santo Sepulcro acompañados de la Virgen Dolorosa, en las cuales confraternidades y cuadrillas de fieles recorren los linderos de sus barrios convocando a los vecinos y llenando las calles de una atmósfera ritual particular.

La festividad culmina con el Sábado de Gloria, cuando las diferentes parroquias celebran “La ceremonia de la Luz” y la vigilia pascual, que son el preludio al Domingo de Resurrección en la que se celebra la victoria de Cristo sobre la muerte.

Las costumbres de Semana Santa en el Perú conmemoran la Pasión, Muerte y resurrección de Jesucristo. Aquí miles de fieles peruanos realizan esta festividad en el cuál representan días de luto, tristeza y regocijo. Ahora que sabe un poco más de nuestra cultura, ¿con qué destino se queda usted?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí