Inicio Estilo y Vida Hogar ¿Cómo crear nuestro propio jardín en casa?

¿Cómo crear nuestro propio jardín en casa?

4171
0
Herramientas de jardinería

Conozca los beneficios que ofrece la jardinería, los implementos básicos y cómo empezar en este mundo ligado a las plantas y a la naturaleza.

En medio de días con mucho estrés y la situación en la que nos encontramos debido a la pandemia, la jardinería se convierte en una buena opción para relajarse y divertirse en casa. Según el blog especializado en agricultura, Matabi, una de las principales razones por las que las personas prefieren dedicarle unas horas a esta actividad, es porque se relajan, reducen el estrés y además, llevan a la mesa productos que ellas mismas sembraron y cosecharon. Aquí algunos tips para poner manos a la obra.

Herramientas básicas

Para iniciarse en la jardinería casera es importante contar con los implementos adecuados. Estas son las recomendaciones de los expertos de Maestro:

1. Guantes. De esta  manera protegerá sus manos de insectos, espinas o cualquier fertilizante que pueda generar alguna reacción alérgica. Asegúrese de escoger la talla correcta para que no le quede ni ajustado ni muy holgado. Para plantas con espinas, se recomiendan guantes fuertes y corrugados; en cambio, para plantas delicadas, use mejor unos guantes suaves y porosos.

2. Pala. Una de tamaño pequeño es buena para sembrar y aflojar la tierra al momento de trasplantar. Procure que el mango tenga un buen agarre, que sea cómodo y firme.

3. Rastrillo. Esta herramienta le ayudará a remover hojas secas y pequeñas ramas de la superficie de la tierra. También podrá usarla para arar la superficie de la tierra antes de echar tierra nueva o sembrar un nuevo césped.

4. Tijeras de podar. Muchas veces se comete el error de usar tijeras domésticas para cortar las ramas de las plantas, pero pueden terminar dañando la planta o la tijera porque no cuentan con la fuerza o el filo necesario. Una tijera de podar le facilitará el trabajo, creando un buen corte en las ramas, ofreciendo una pronta y mejor recuperación.

5. Manguera o regadera. Dependiendo del tamaño de su jardín, el riego podrá ser tedioso o divertido. Una manguera le facilitará el trabajo y logrará tener un jardín verde y sano. Para plantas en macetas lo ideal es una regadera.

Manos a la obra

Se recomienda comenzar con plantas sencillas. Por ejemplo, las aromáticas y medicinales son una divertida introducción a la jardinería.

1. Estas plantas se pueden cultivar en un huerto directamente en la tierra o en maceteros. Puede sembrar usted mismo las semillas o comprar una planta y trasplantarla en su jardín o maceta.

2. Necesitan de sol, de abonos naturales como el humus, y la tierra debe ser rica en materia orgánica y con buen drenaje. Puede controlar las plagas de forma manual o con productos orgánicos. No son necesarios los insecticidas tóxicos.

3. Se recomienda regar en las primeras horas de la mañana o al atardecer, pero no cuando está haciendo sol fuerte. El riego es según la exigencia de agua de cada planta, por ejemplo, la lavanda, orégano, salvia y tomillo necesitan poca agua. Para saber si hace falta agua, inserte un palo de madera a la tierra para saber si hay humedad. Si retira el palito limpio es que la planta necesita agua.

4. Para cosechar, corte con una tijera de despunte un tallo, siempre por encima de la yema, de forma que la planta pueda seguir desarrollándose. Las yemas están en las axilas de las hojas y de ellas nacerán nuevos brotes de flores y hojas. Es mejor realizar este proceso cuando no exista humedad ni calor o frío excesivo, antes del mediodía o por la tarde con la puesta del sol.

5. Puede usar las plantas de forma fresca, inmediatamente después de la cosecha, o dejar secar para almacenar en frascos.

Plantas aromáticas:

Dentro de este rubro se encuentra el ajos, que sirve como antibacteriano; la albahaca que es un digestivo y cicatrizante; el anís estrella es antidiarréico y sirve como decoración para cocteles. También puede plantar culantro, que es un analgésico, así como el perejil o el romero que son diuréticos; o el tomillo que es un antiséptico y expectorante. Para la relajación y un mejor sueño pueden ser la lavanda, la manzanilla o el toronjil. Mientras que el llantén es un antiinflamatorio, la menta es digestiva y el orégano es un antiséptico.