Inicio Estilo y Vida La satisfacción de tener una cama limpia

La satisfacción de tener una cama limpia

2568
0
Cama limpia

Cuide su salud y duerma tranquilamente con una correcta limpieza de su colchón, sábanas y fundas. Sepa cómo asear y desinfectar estos y otros artículos de su cama.

Un descanso reparador es muy importante para sentirnos bien, productivos y con energía durante todo el día y entre las claves para lograrlo están la comodidad de los accesorios y la limpieza de nuestra cama. Elegir un buen colchón, la almohada y la ropa de cama es tan importante como mantenerlos limpios, pues así aseguraremos nuestra calidad de sueño y cuidaremos nuestra salud.

Sin embargo, mantener la cama limpia es una tarea que requiere más cuidado del que se cree. No basta con sacudir las sábanas o cambiarlas cada 10 o 15 días, ya que este espacio alberga una serie de microbios y hongos que, si no son removidos como se debe, pueden entrar a nuestro organismo y producirnos estornudos, picazón nasal o alergias.

Un estudio elaborado por la Universidad Estatal de Carolina del Norte reveló que en nuestra cama conviven hasta 16 tipos de ácaros, así como restos de sudor, piel muerta, caspa de animales, polen, tierra y pelusa. Por lo tanto, la limpieza del colchón, las sábanas, la almohada y toda la ropa de cama, así como su cambio frecuente, es fundamental.

De hecho, el microbiólogo de la Universidad de Nueva York Philip Tierno recomienda cambiar la ropa de cama una vez por semana en invierno y cada tres o cuatro días en verano, así como cuando la persona padece alguna enfermedad.

Teniendo en cuenta estos datos, los expertos dan una serie de recomendaciones para que mejore la rutina de limpieza de su cama y cuide su salud:

  1. Ventile su habitación todos los días. Abra las ventanas y quite las sábanas y las fundas de sus almohadas. Deje que las prendas de su cama y su habitación tengan un tiempo suficiente para la ventilación.
  2. Cambie constantemente las fundas de las almohadas (se sugiere hacerlo cada dos días).
  3. Sacuda y aspire su colchón regularmente para extraer de manera profunda los residuos que se encuentren en él. Puede usar un vaporizador.
  4. Puede optar por colocar un protector para cubrir el colchón, así lo mantendrá en mejores condiciones.
  5. Si nota que su colchón tiene alguna mancha, puede hacer una mezcla de agua con jabón y comenzar a limpiar la zona afectada con un cepillo de cerdas suaves.
  6. Debe lavar sus sábanas una vez a la semana, de preferencia con agua templada. Use detergente o jabón líquido y desinfectante. No olvide darle un toque de suavizante, ya que les dará un mejor aroma y textura.
  7. Tenga en cuenta que los cojines y las almohadas decorativas, debe sacudirlos y meterlos en la lavadora una vez al mes.
  8. Si tiene un edredón con mucho relleno y no cabe en su lavadora, puede llevarlo a la lavandería o lavarlo a mano en la bañera o en la ducha, utilizando un detergente suave y agua fría. Para el secado debe asegurarse que no quede ningún rastro de humedad.
  9. Si piensa usar una ropa de cama que ha tenido guardada durante mucho tiempo, dele también una lavada antes de usarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí