Inicio Destacado Dieta BARF para perros: conoce qué es y cómo implementarla en casa

Dieta BARF para perros: conoce qué es y cómo implementarla en casa

¿Los perros pueden alimentarse con comida casera? Conoce todo sobre la dieta BARF y cómo podrías empezar en casa con tus mascotas.

519
0
Dieta a base de comida casera para perros.

¿Quieres conocer qué es la dieta BARF para perros? Seguramente, si eres dueño de uno o más peludos en casa, has pasado por la prueba de escoger el mejor pienso para tu perro. Sin embargo, luego de tener la opción perfecta para la comida de nuestros pequeños; es probable que siempre quieran que les demos algo de nuestra comida durante el almuerzo o la cena.

Aquí es donde cabe la duda tan grande: ¿Los perros pueden comer comida casera? Y como siempre, no existen respuestas correctas ni definitivas. Lo importante es saber que nuestras mascotas pueden ser alimentadas también con comida de casa, pero con algunas indicaciones específicas.

Es importante tener en cuenta que, al igual que nosotros, nuestros perros tienen millones de células que necesitan un aporte de nutrientes específico para funcionar adecuadamente.

¿Qué es la dieta BARF?

Probablemente, ya has visto u oído acerca de esta famosa dieta basada en comida casera, por lo general cruda, para perros. Pero ¿qué es realmente? 

La dieta BARF, acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food, se enfoca en darle a los perros, gatos y otras mascotas alimentos crudos; ya que, según sus creadores, esta alimentación les aporta nutrientes que los alimentos procesados no tienen.

¿Qué alimentos se les puede dar según la dieta BARF?

Huesos carnosos

Este alimento será el 50% del platillo de comida de nuestros perros, ya que aporta altos niveles de proteína, grasas y calcio. Por hueso carnoso, nos referimos a cualquier parte del animal en donde el hueso sea blando.

Además, se requiere que estos huesos estén crudos al momento que el perro los ingiere, puesto que cocinarlos haría que pierdan su humedad natural; y esto podría causar problemas en el tracto digestivo de la mascota por las astillas que podrían generar los huesos.

Algunos huesos carnosos que  se puede emplear en la dieta BARF son:

  • Alas de pollo o pavo.
  • Cuellos.
  • Carcasas de aves o conejos.
  • Faldas de ternera.
  • Costillas de ternera.
  • Muslos de aves.

Carne magra o pescado

Al igual que con los huesos, la carne magra también se recomienda que esté cruda y lo más fresca posible al momento de dárselas al perro. 

Algunos cortes ideales para perros son: 

  • Filete, pecho o pescuezo de res.
  • Pechuga de pollo, pavo o pato.
  • Costillas de res, cerdo o ternera.

Asimismo, la ingesta de pescado es esencial para el aporte de de ácidos grasos y omegas, sólo hay que verificar que no tenga espinas. 

Algunos pescados que pueden comer los perros son:

  • Salmón.
  • Atún.
  • Sardina.
  • Anchoas.
  • Truchas.

Vísceras y órganos

Es muy importante que estos componentes de la dieta estén lo más frescos posibles y tener una procedencia de confianza.

Los órganos y vísceras ideales para la alimentación de las mascotas son:

  • Corazones de pollo, res, cerdo o conejo.
  • Hígado de pollo, ternera o res.
  • Mollejas de pollo.

Frutas y verduras

Ya que los perros son carnívoros, las verduras y frutas en la dieta BARF van en menor proporción. Sin embargo, estas ayudarían al proceso digestivo de nuestras mascotas; y al igual que las carnes, estas deben ir crudas y molidas.

Algunas verduras que pueden comer los perros son:

  • Espinaca.
  • Zanahoria.
  • Lechuga.
  • Apio.
  • Acelga.
  • Pimientos.
  • Pepino.

Por otro lado, las frutas que pueden consumir nuestros perros son las siguientes, únicamente se debe moderar la ingesta por los niveles de azúcar.

  • Manzana.
  • Pera.
  • Papaya.
  • Plátano.
  • Durazno.
  • Mango
  • Melón.

Así que ¡ya sabes! Tu mascota sí puede comer comida casera, según la dieta BARF para perros, de preferencia cruda. Si creías que esto podría causarle problemas a tu engreído, ya puedes estar tranquilo; ya que su organismo está preparado para alimentarse de esta manera. Sin embargo, siempre tienes que estar pendiente, porque  el riesgo está en las bacterias o parásitos que puedan ingerir por comer carne cruda que no sea de calidad. 

LEER MÁS

📲 Visita nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y YouTube.