Inicio Estilo y Vida Es tiempo de renovar la ropa de cama

Es tiempo de renovar la ropa de cama

1058
0
Ropa de cama

Conozca los cuidados que debe tener con sus colchones y cómo elegir las mejores sábanas, así como las tendencias y colores que se imponen en este verano.

El cambio de estación es el momento perfecto para renovar nuestra ropa de cama. Ahora que pasamos mayor tiempo en casa, la comodidad de la cama se ha convertido en una de las prioridades de la familia y aunque, en busca de ello principalmente pensamos en renovar el colchón, no hay que perder de vista la ropa de cama, pues tener sábanas impecables, suaves al tacto y de bonitos colores, le hará tener momentos de descanso más cómodos y agradables.

Pero además hay que tener en cuenta que, según una investigación de la Universidad de Kingston, en Inglaterra, una cama promedio alberga hasta 1.5 millones de ácaros responsables de irritaciones en la piel y alergias que producen secreción nasal, estornudos, ojos llorosos, y en general malestar durante la noche.

Aunque a simple vista estos microbios no se ven, nuestro colchón y nuestras sábanas, edredones, mantas, almohadas y sus respectivas fundas, albergan una serie de bacterias, hongos y piel muerta. Por eso, la importancia de mantener la ropa de cama siempre limpia y en estado óptimo.

Si usted no sabe cómo hacer la limpieza adecuada o cada cuánto tiempo debe renovar su ropa de cama, aquí le dejamos unos consejos útiles:

Tips para cuidar el colchón

Mientras más tiempo pasa, más crece la posibilidad de que su colchón comience a acumular microbios y olores. Ello debido a la sudoración o también por el derrame de algunos líquidos. Se puede dar cuenta que el colchón no está limpio cuando comienzan a salir manchas o aureolas amarillas.

Los expertos de Paraíso, tienda ubicada en el centro comercial Plaza Norte, recomiendan no lavar el colchón. Lo mejor es crear hábitos de cuidados y limpieza, siguiendo estos consejos:

  • Si va a limpiar el colchón, evite mojarlo. Es preferible usar una aspiradora una vez al mes.
  • Ventile regularmente el colchón, retirando toda la ropa de cama. Puede ser cada semana o cada 15 días.
  • Cubra su colchón con un protector, eso evitará el paso de ácaros, polvo y sudor hacia el mismo.
  • No utilice deodorizadores, ambientadores, perfumes, aerosoles o espráis en general sobre el colchón. En caso esto suceda, déjelo ventilar.
  • No apliques fuentes de calor sobre el colchón, como secadoras de mano, planchas o similares porque pueden dañar el producto.
  • Tampoco frote el colchón con trapos, telas o paños, ya que pueden ocasionar mayores daños al mismo.

Cuidado de las sábanas

La dermatóloga Hadley King refirió, en un artículo en el ‘Huffington Post’ (EE.UU.), que cada vez que nos vamos a la cama la contaminamos con alrededor de 50 millones de partículas de células muertas de la piel, las cuales se encuentran en el sudor, maquillaje, cremas, pelo o cualquier otra cosa que hayamos estado llevando con nosotros durante el día.

Por ello, la experta considera primordial que nos aseguremos de que nuestra cama esté lo más limpia posible y recomienda que cambiemos las sábanas máximo cada semana y media, para así evitar entrar en contacto con gérmenes, sobre todo en una época tan crítica para la salud como la que estamos atravesando actualmente.

Teniendo en cuenta que en verano estos gérmenes pueden aumentar por el incremento de la temperatura,  la recomendación es que la frecuencia del cambio de sábanos se reduzca a una o hasta dos veces por semana y, si hay algún resfrío o la presencia de algún virus en casa, el cambio debe ser diario.

Además, para mantener nuestra ropa de cama en buen estado hay que tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Cada mañana, extienda las sábanas, estírelas y deje que se ventilen por un rato.
  • Para mejores resultados contra los ácaros, después de cambiar las sábanas, lávelas con agua caliente.
  • Si suele dormir sin ropa en verano, es mejor que la frecuencia de los lavados aumenten ya que pueden instalarse en la cama más bacterias que usando un pijama.
  • Si usted tiene la temperatura muy elevada, lo mejor es que use sábanas de algodón, pues esta tela es fresca y ayuda a regular a temperatura. Además, es más resistente a los lavados.
  • El lino también es un buen material para verano, pues absorbe muy bien la humedad corporal sin que la sabana se pegue al cuerpo, creando una sensación única de confort.
  • Las sábanas de raso o satén son ideales para las personas que suelen tener frío en cualquier época del año.
  • Tenga en cuenta que las de entre 200 y 400 hilos por pulgada son las más suaves y duraderas. Por debajo de 200 hilos son más económicas, y de menor calidad.
  • En ropa de cama el mejor material es el algodón. Mezclado con poliéster no se arruga tanto, pero mejor si el poliéster no supera el 50% de la tela para que no pierda suavidad.

Los diseños y texturas

Claudia Tassara, coordinadora académica de Diseño de Toulouse Lautrec, señaló que en los últimos años se ha puesto de moda usar el “quilt”, que es una especie de edredón muy delgado, pero con relleno, y que se caracteriza por sus costuras en patrón, ya sea en cruces, en equis o en otros diseños geométricos, a lo largo de toda la superficie de la tela.

“Hay en colores enteros y en estampados. Para el verano están de moda los colores tierra y los agrisados, nada muy vibrante o exagerado, como por ejemplo el terracota, el palo rosa, el gris o el azul pálido. Esos son colores que nos transmiten una sensación acogedora y nos hacen sentir a gusto y en calma”, dijo.

Esto no quiere decir que las tendencias de otros años en colores muy vivos y variados haya pasado de moda, empero, con la situación actual, se está prefiriendo usar texturas lisas en tonos muy suaves y haciendo contraste dentro de una misma gama de color.

Y para las personas que aún tienen un poco de frío por las noches, Tassara recomienda usar una pequeña manta personal al pie de la cama. “Tiene que ser algo ligero, que abrigue pero sin sofocar y que la persona la tenga a mano para jalar”, comentó.

Tenga en cuenta que los expertos señalan que una sábana, edredón o funda de almohada puede aguantar una media de 70 lavadas a partir de las cuales comienza a verse deteriorada. Sin embargo, dependiendo del material elegido y el cuidado que usted le dé a su ropa de cama, el tiempo de vida útil puede variar entre 5 o 6 años.

Si está pensando renovar aquí le dejamos algunas alternativas en los centros comerciales Plaza Norte y Mall del Sur.

Quilt en Ripley

Quilt y edredones en Saga Falabella

Sábanas y set de cama en Casaideas

Manta en Oeschle

Sets de cama en Estilos