Inicio Estilo y Vida La comodidad no tiene precio, escoja una buena silla y sentirá la...

La comodidad no tiene precio, escoja una buena silla y sentirá la diferencia

726
0
Correcta postura

En épocas de trabajo remoto, una buena silla para estudiar o trabajar es indispensable, pues le ayudará a mantener la postura correcta, evitando problemas musculares y dolores de espalda.

A un año de la crisis causada por el coronavirus, el teletrabajo y la educación virtual se han convertido en actividades habituales. Aunque inicialmente mucha gente adecuó las sillas de su casa para estudiar y trabajar pensando que se trataba de una situación temporal, hoy en día el dolor de espalda nos obliga a buscar la silla ideal para cuidar nuestra salud y asegurar el bienestar.

El terapeuta ocupacional Carlos Manuel Escobar Galindo advirtió que usar una silla inadecuada puede afectar la postura corporal, generando cansancio y dolor muscular. Pero no solo eso, también influye en el patrón de escritura de los niños pequeños y hasta podría ocasionar desviaciones de la columna muy pronunciadas, como la escoliosis.

Por eso, al elegir una silla debemos tener en cuenta su ergonomía, sobre todo por la cantidad de horas que uno llega a pasar sentado delante de la pantalla de una computadora. “Lo mejor es invertir en una silla adecuada que sostenga la columna y no cause daño al cuello o las cervicales”, comentó Escobar.

Sin embargo, hay más elementos que debemos tomar en cuenta al elegir este artículo. La experta Claudia Tassara, coordinadora del área de Diseño del Instituto Toulouse Lautrec, señala que hay que fijarnos en el espacio disponible en casa para que la silla permita el movimiento adecuado de piernas y brazos y que además tenga un diseño bonito que combine con la decoración.

Tenga en cuenta que si está en una silla donde tiene la necesidad de cambiar de postura cada poco tiempo, esa silla es inadecuada para usted; no solo le causará incomodidad y dolor, sino también estrés.

Si quiere escoger una silla adecuada sin equivocarse, aquí le dejamos las pautas de los expertos:

Ergonomía: Debe escoger una silla adecuada al tamaño de su cuerpo o un modelo en el que pueda regular la altura, la inclinación de respaldo y la profundidad del asiento. De esa manera se podrá adaptar a su postura para que la pantalla de la computadora esté a la altura de sus ojos, evitando problemas en las cervicales.

Asiento: De preferencia, este debe estar acolchado o ser suficientemente cómodo teniendo en cuenta la cantidad de horas que pasará sentado. Además, los bordes deben ser redondeados y suaves para que no  provoque problemas de circulación. Si el asiento le deja algún tipo de marca, no es el adecuado.

Respaldo: Se aconseja que tenga una curvatura y no sea rígido para que, además de hacer que tenga la espalda erguida, se ajuste a las particularidades de su cuerpo y no se apoye solo en parte de la silla. Muchos modelos incorporan un soporte lumbar que protege esta zona de manera especial.

Reposabrazos: Los fisioterapeutas aconsejan que la silla disponga de apoyabrazos pues estos ayudan a relajar el peso en algunos momentos y que no se cargue la espalda. Es mejor que estos elementos también sean regulables para que ayuden a no forzar posiciones incómodas.

Material: Es importante que la silla sea de una tela transpirable. Aunque esta característica no es esencial para la buena salud postural, sí es una gran ventaja para el bienestar, pues hará que nos sintamos más frescos y cómodos.

Ruedas: Es imprescindible que el modelo a elegir tenga ruedas, pues eso nos permitirá movernos por la mesa y el espacio de trabajo de manera más sencilla. De lo contrario, tendríamos que hacer demasiado esfuerzo y poner posturas inadecuadas.

Los expertos señalan que para mantener una buena higiene postural es indispensable levantarse cada 45 minutos del asiento y caminar o permanecer de pie durante al menos 5 minutos.