Inicio Estilo y Vida ¿Por qué los hombres aman tanto el fútbol?

¿Por qué los hombres aman tanto el fútbol?

867
0
Pasión por el fútbol

Aquí, la ciencia explica las razones de la estrecha relación que existe entre ellos y el balompié.

Durante la reciente Copa América la hinchada masculina peruana vibró. Gritos, algarabía, emoción a flor de piel… Y siendo sinceros, aunque se hubiese tratado de un partido local, la emoción hubiese sido la misma.

¡Nadie como ellos para festejar alrededor del fútbol! ¿Qué lleva a los hombres a disfrutar tanto del balompié? Aquí, algunas respuestas, de carácter biológico y psicológico, dictadas por la ciencia.

El fútbol aumenta la libido

Un estudio realizado hace varios años por científicos de la Universidad de Georgia State, en Estados Unidos, reveló que, mientras el hombre observa un partido de fútbol, su testosterona aumenta en casi un 30 por ciento. “Cuando el hombre está frente a un televisor viendo a su equipo favorito se incrementa la hormona encargada de estimular la libido y, por lo tanto, se siente más vigoroso y de mejor ánimo”, explica el neurólogo Frank Valverde.  

La ciencia revela que los hombres latinoamericanos hablan tres veces más de fútbol que de mujeres.

Un gol genera gran placer

Según un estudio del Instituto de Ciencias Neurológicas de la Universidad de Glasgow, en Escocia, realizado en el 2014, la anotación de un gol por parte del equipo favorito genera un efecto tan placentero en el cerebro del hombre como el que se produce durante el orgasmo. “Este estudio demostró que durante ambos momentos se activa la misma zona del cerebro masculino, por lo tanto, el fútbol es entendido como una acción de total placer y desinhibición”, cuenta Frank.

El fútbol aporta sensación de libertad

La psicóloga conductual Florencia Rondón explica que, según estudios, “al mirar fútbol, ya sea en el estadio o en la sala de la casa, el hombre experimenta una libertad que no goza en otros espacios: aquí, ellos pueden gritar e, incluso, llorar cuando gana el equipo de sus amores”. Y todo esto, explica la experta, lo hacen sin vergüenzas ni remordimientos y desprendiéndose, además, de una gran carga de estrés y tensión.

Es legado familiar

También, la experta cuenta que, para el hombre, jugar fútbol y ver fútbol son parte de su herencia familiar, pues, en la mayoría de los casos, es el padre quien los llevó a este deporte durante la infancia. Por esto, además, para ellos, el balompié es un recuerdo agradable, que genera calidez. En conclusión: “Viendo fútbol, ellos se sienten como en casa”.