Inicio Estilo y Vida ¿Cómo evitar el sedentarismo en los niños?

¿Cómo evitar el sedentarismo en los niños?

1763
0
Niña sedentaria

La falta de actividad física en los pequeños puede perjudicar su salud. Algunas alternativas de ejercicios para realizar con ellos en casa.

Debido a la pandemia, la actividad física en los niños se ha visto reducida notablemente al no haber clases presenciales y al no poder salir libremente a jugar a la calle o al parque, como lo hacían antes. Esto resulta preocupante para los padres, ya que una ausencia prolongada de ejercicios puede generar en los menores pérdida de masa muscular, mayor probabilidad de aumentar el índice de obesidad infantil, cambios en el flujo sanguíneo que podrían producir problemas cardiovasculares o incluso empeorar su comportamiento por la falta de deportes.

Ante ello, los especialistas señalan que ni los niños ni los adultos deben permanecer sentados por más de tres horas seguidas. Aconsejan mantener una rutina o establecer un horario diario que permita ir alternando momentos para el estudio, para el descanso activo, la actividad física o los juegos, entre otros. Aquí algunas opciones dinámicas para que los pequeños se mantengan activos cuando estén en casa:

Ejercicios aeróbicos

Se trata de ejercicios cardiovasculares como carreras estáticas (trotar en el mismo sitio), saltos con separación de piernas y manos levantadas, saltar la soga, o burpees. En nuestra nota de “Únase a sus hijos con estos ejercicios” encontrará estas y otras alternativas de rutinas que no necesitan grandes espacios y que podrá realizar en casa.

En niños y adolescentes se recomienda ejercicios aeróbicos e intercalar tres veces a la semana, rutinas moderadas a vigorosas para fortalecer la masa muscular.

Ejercicios de fuerza, equilibrio y flexibilidad

Aquí se incluyen las planchas y los abdominales que trabajan la fuerza y la coordinación. Otra postura es la del pino con cabeza, que consiste en apoyar las manos y la cabeza en el césped, alfombra o sobre una toalla doblada, y elevar los pies de a pocos hacia el techo. Esto sirve para trabajar el equilibrio y la flexibilidad. Se recomienda a los padres o a un adulto que ayude a los niños para evitar golpes o caídas.

El desarrollo de cualquier ejercicio físico debe ser un momento de diversión para ellos y se puede realizar junto a toda la familia, como el jugar voleibol con globos, buscando que este objeto no caiga al suelo. Otras alternativas suelen ser las escondidas, la gallinita ciega, siete pecados, juegos de mesa que impliquen movimientos, entre otros. Toda opción es buena para que los niños no caigan en el sedentarismo, se entretengan sanamente y realicen actividad física.

Es conveniente hidratarse antes, durante y después de la actividad física porque los ejercicios eliminan cierta cantidad de agua y sales minerales del cuerpo.