Inicio Estilo y Vida Niños Cómo hacer para que su niño coma de todo

Cómo hacer para que su niño coma de todo

735
0
Alimentación infantil

Crear buenos hábitos de alimentación en los pequeños puede ser todo un desafío. Siga los consejos útiles que una experta en nutrición nos comparte para lograr ese objetivo.

Una dieta sana y balanceada que incluya todos los grupos de alimentos es fundamental para el desarrollo y el crecimiento óptimo de los niños. Pero ¿qué hacemos cuando nuestros pequeños rechazan las verduras, los frejoles o hasta las frutas? ¿Cómo podemos conseguir que los niños vayan incorporando nuevos alimentos y coman de todo?

La nutricionista y profesora de la Universidad Peruana Cayetano Heredia Lita Palomares sostiene que la mejor forma es introduciendo variedad de alimentos desde temprana edad, es decir dando a nuestros pequeños, productos que aporten proteínas como pescado, carne, pollo y huevos, así como verduras, frutas, cereales y lácteos.

“Hasta los primeros seis meses de vida, la lactancia materna es el alimento exclusivo de los niños, pero a partir de ahí empieza la alimentación complementaria y desde el año, el niño ya puede comer de la olla familiar, es decir que puede consumir todo lo que se prepare en casa y por supuesto hay que optar por alimentos naturales”, dijo.

Debido a que, según los investigadores, el comportamiento de los niños a la hora de comer está fuertemente influenciado por el contexto social, la experta dio algunas pautas a tener en cuenta al momento de introducir nuevos alimentos a la dieta diaria de los más pequeños:

  • Enseñar con el ejemplo

La forma cómo se alimenta la familia influye mucho en el patrón alimenticio de los niños. Ellos imitan y aprenden observando a los demás. Si los padres o las personas que cuidan a los pequeños no se alimentan saludablemente, no consumen frutas o verduras y más bien toman gaseosas, los menores aprenderán a alimentarse de la misma forma. Por eso es importante que la familia tenga una alimentación sana y sea el ejemplo de los niños.

  • No premiar o castigar

Una de las cosas importantes que se debe tener en cuenta es que el alimento no puede ser usado como un premio o un castigo para el niño. Se suele ver situaciones en que los padres ofrecen a los niños llevarlos a comer algo si se portan bien o sacan buenas notas, o por el contrario, si no hacen lo que le dicen les dan verduras, menestras o lo que no les guste. Pero el alimento no debe ser vinculado con esas situaciones, hay que erradicar ese comportamiento.

  • Usar la creatividad

Dar nuevos alimentos a los niños requiere de mucha paciencia y creatividad para pensar en opciones divertidas y sanas que sean atractivas. Los más pequeños comen lo que les atrae visualmente y por eso hay que armar los platos de una manera llamativa. Por ejemplo, si el niño rechaza las lentejas en su forma tradicional se puede preparar una hamburguesa de lentejas o incluirla en una tortilla o ensalada, o si se trata de verduras se pueden hacer caritas.

  • Dejar experimentar

Para los niños en sus primeros años de vida es muy importante tocar los alimentos y descubrir sus formas, texturas y sabores, pues el placer no sólo está en el sabor, sino también en las interacciones sociales que se dan mientras consumen ciertos alimentos. No importa si lo agarran con las manos, los aplastan o se ensucian, hay que dejarlos experimentar y que vayan percibiendo nuevas sensaciones y descubran el placer de comer.

  • Hay que ser persistentes

Según algunos estudios, lograr que un niño acepte un alimento nuevo puede tomar entre 5 y 15 repeticiones. Hay que tener paciencia, pues muchas veces el pequeño rechaza los sabores nuevos las primeras veces y hay que exponerlo al alimento una y otra vez. Además, hay que tener en cuenta que el estómago de los niños es más pequeño y se llena rápido, por eso es aconsejable darles pequeñas cantidades y que no tomen líquidos antes de las comidas principales.

  • Use implementos especiales

Usar implementos especialmente creados para dar la comida a los niños pequeños también los motiva a la hora de comer, pues además de los diseños divertidos, los platos son más livianos, de materiales que no son peligrosos y que tienen los materiales y tamaños adecuados para los que están aprendiendo a manipular los cubiertos. Hay cucharas de aprendizaje con formas ergonómicas que facilitan su manipulación y platos con tapas herméticas para evitar los derrames.

La experta recordó que para favorecer un crecimiento sano los niños deben realizar actividad física por un lapso de 60 minutos al día. “No hay que dejarlos estar quietos o sedentarios, sino salir con ellos. Pese a la situación actual, hay que alimentarlos bien y buscar opciones para que se muevan ya sean con bicicletas, patines o skateboards”, subrayó.

Para una alimentación balanceada en nuestros niños, la especialista recomendó incluir al día:

  • Dos a tres porciones de lácteos, entre leche, yogurt y queso.
  • Dos porciones de proteínas, como pescado, carne, pollo y huevos.
  • Tres porciones de frutas que incluyan todos los colores y sabores.
  • Dos porciones de verduras que pueden consumirse frescas o cocidas.
  • Además, recordó que los niños deben beber seis vasos de agua.

Dato:

Puede encontrar una diversidad de accesorios para la alimentación y cuidado del bebé en las tiendas Baby Infanti, Nuk, Baby Lock que se encuentran en los centros comerciales Plaza Norte y Mall del Sur.