Inicio Estilo y Vida Niños Conozca los riesgos de compartir fotos de sus hijos en redes sociales

Conozca los riesgos de compartir fotos de sus hijos en redes sociales

1275
0
Mamá fotografía a familia

Si es de los padres a los que les gusta subir imágenes de sus hijos a sus redes sociales, conozca los peligros que esta práctica conlleva y cómo compartir sus fotos de manera segura.

Aunque son muchos los expertos que han alertado sobre el peligro que representa subir fotos o videos de niños a las redes sociales, lo cierto es que hay muchos padres orgullosos que no pueden dejar de documentar los logros de sus hijos o lo bonitos que están para mostrarlos a todos sus contactos.

Esta afición por registrar y sobreexponer a los niños, que para muchos adultos es natural, ya ha recibido un nombre: se llama ‘sharenting’, un vocablo que proviene de los términos británicos share (compartir) y parenting (crianza), es decir la publicación por parte de los padres de fotos de sus hijos en redes sociales.

El sharenting no es tan inofensivo como parece, pues plantea muchos riesgos, desde el ciberbullying hasta la creación de perfiles falsos utilizando los datos de los menores y el uso de sus fotografías en páginas de explotación sexual infantil. De hecho, la Policía Nacional del Perú ha advertido que en Internet existe una excesiva cantidad de contenido que satisface la creciente demanda de pederastas por material pornográfico, y por ello ha hecho un llamado a la prudencia.

“Es que una vez que subimos algo a la red perdemos control de eso y no sabemos cuál va a ser su destino final, ni el tiempo que va a permanecer allí, menos en manos de quién va a caer”, explica Roberto Martínez, analista senior de seguridad en Kaspersky.

Tenga cuidado: si al anunciar el nacimiento de un bebé en sus redes añade la fecha, podría estar dando información a los delincuentes para el robo de su identidad.

Cuidado con la autoestima

Pero no solo eso. A muchos menores la publicación que hacen sus padres sobre ellos les resulta incómoda y en varios casos han sido víctimas de burlas o de algún tipo de riesgo en línea por una imagen suya en la red. La psicóloga del Hospital Nacional Dos De Mayo Vanesa Narrea explicó que los niños y adolescentes también tienen derecho a la privacidad, por lo tanto, señaló que publicar fotos o videos de los hijos debe ser una decisión que involucre un acuerdo previo con sus padres.

Rachel Watson Delucchi, psicóloga clínica y educacional, opinó en el mismo sentido y agregó que la falta de tacto en las publicaciones con contenidos que involucran a nuestros hijos, como una mala foto, pueden afectar su autoestima, que a esa edad está en constante construcción.

¿Qué no publicar?

Por todo ello, los expertos señalan que cada vez que se haga una publicación se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Nunca publique la foto de un menor semidesnudo, en ropa de baño, en la ducha o imágenes íntimas que expongan características específicas de su hijo, pues podría caer en manos de un pedófilo o ser compartida en redes de tráfico en internet.
  • No comparta imágenes que puedan ser sacadas de contexto, como situaciones graciosas que al salir de la esfera privada puedan convertirse en material para el bullying escolar.
  • Tampoco suba imágenes de su hijo en uniforme, donde claramente se puede reconocer su centro educativo, pues podría dar pistas a los delincuentes del colegio y el horario del menor. Asimismo, evite compartir imágenes donde se vea su casa o la placa de su auto.
  • De preferencia no realice publicaciones de fotos en tiempo real. Es mejor compartirlas unas horas posteriores al evento o al día siguiente.

Una manera de proteger a su hijo en la red es fijando alertas que le avisen cuando el nombre del menor salga en algún resultado de búsqueda en Google.

Para compartir fotos en sus redes sociales de manera segura tenga en cuenta lo siguiente:

  • Asegúrese que sus publicaciones (sobre todo fotografías) no se encuentren en modo público. Para ello, use los mecanismos de limitación de alcance que ofrecen las redes sociales para escoger el grupo familiar o de amigos a los que le dará acceso a su privacidad.
  • Si va a seguir subiendo contenido de sus hijos menores de edad en redes sociales haga una depuración en su lista de contactos y que solo formen parte de ella sus familiares, amigos y personas muy cercanas que conozca en persona.
  • Llegue a acuerdos con sus hijos sobre cuál es el tipo de imágenes o datos que se van a compartir y, en el caso de los adolescentes, consulte primero si están de acuerdo con la publicación.