Inicio Estilo y Vida Guía para crear el mejor lugar de estudio en casa

Guía para crear el mejor lugar de estudio en casa

2724
0
Clases escolares

Siga los consejos de una experta para implementar un espacio cómodo, atractivo y funcional que motive la concentración de sus hijos en su regreso a clases.

Los chicos siguen estudiando en casa. Ante esa realidad, es importante crear un espacio apropiado para que los niños y adolescentes cuenten con un lugar funcional para el aprendizaje. Los expertos señalan que la postura, la luz y la climatización impactan en la concentración de los niños, por eso es necesario habilitarles un espacio bonito y bien organizado.

Si usted el año pasado, pensando que se trataba de una situación temporal, improvisó y aún no cuenta con un espacio adecuado para el estudio, quiere mejorar el que ya tiene o reconvertir algún lugar de su casa en un espacio para aprender, siga los consejos de la experta Claudia Tassara, coordinadora del área de Diseño del Instituto Toulouse Lautrec.

La diseñadora señala que lo fundamental es saber de qué espacio dispone para implementar el lugar de estudio. “Puede ser cualquier lugar de la casa y no necesariamente una habitación especial, ya sea el comedor, el dormitorio o un lugar en la biblioteca, lo importante es acondicionarlo de acuerdo a las necesidades y buscar soluciones creativas”, dijo.

Recomendaciones

Además, la experta dio estas pautas para tener en cuenta y lograr un lugar ideal:

  • Escoja la mesa más adecuada

La mesa debe tener las medidas adecuadas para el tipo de tecnología que se necesita: si se usa una laptop, se puede emplear una mesa más pequeña y ligera, pero si se usa una PC se necesitará un escritorio o una mesa más amplia que tenga espacio para poner el teclado y el mouse. También es una alternativa usar parte de la mesa del comedor.

  • Invierta en una silla ergonómica

Lo mejor es usar una silla ergonómica que ayude a mantener la posición adecuada del cuerpo, pues usar por mucho tiempo una silla que no tiene estas características puede ocasionar malestar. Ya sea que utilice un escritorio o se ubique en la mesa del comedor, lo mejor es invertir en una silla adecuada que sostenga la columna y no cause daño al cuello.

  • Busque siempre la luz natural

Lo mejor es ubicarse cerca de una ventana, ya que la luz natural permite mayor visibilidad y hace que el cuerpo genere hormonas para permanecer más concentrado y con energía. En caso de que necesite luz artificial es mejor buscar una luz neutra o blanca, pues la luz intensa puede brindar demasiada energía y la luz cálida tiende a favorecer el sueño y el descanso.

La experta advirtió que las lámparas de escritorio pueden generar cansancio visual. Por ello, recomendó iluminar con una luz intermedia todo el ambiente donde se ubique el lugar de estudio.

  • Trate de alejarse de los ruidos

Al estudiar en casa es casi imposible aislarse por completo de los ruidos ambientales. Aunque es complicado desaparecerlos todos, se puede aminorar escogiendo un lugar de la vivienda donde haya más tranquilidad. Lo mejor es alejarse de la cocina o el lugar donde la familia ve televisión, pues los ruidos muy fuertes pueden causar distracción.

  • Tenga en cuenta la climatización

Una buena climatización del espacio permite que el niño se concentre con mayor facilidad y por mayor tiempo. Debido a ello es importante evitar que el espacio tenga mucho calor o frío, pues podría causar fatiga o adormecimiento. Un espacio fresco y ventilado garantiza que la persona esté cómoda para estudiar sin ninguna incomodidad ni distracción.

  • Opte por una buena organización

Es importante tener todos los materiales que se utilizarán cerca pues cada vez que uno tiene que levantarse a buscar algo se rompe la concentración. Hoy en día está muy de moda usar unos carritos con cajones que se pueden mover al espacio donde estamos trabajando. También se puede usar cajas de organización o cajas recicladas decoradas y personalizadas.

  • No exagere con la decoración

Aunque se recomienda que el espacio de estudio esté personalizado e incluya elementos decorativos, no se debe usar colores, figuras o formas muy llamativas o exageradas porque eso genera distracción y rompe la concentración. Una opción es emplear detalles decorativos de la preferencia de los niños sobre la mesa y preferir los colores alegres pero no brillantes.

La diseñadora recomendó usar en la habitación de estudio colores como el amarillo, verde, lila o violeta claros, pues dijo que motivan y dan energía, pero también promueven la concentración.

Cuanto más organizado y funcional sea el espacio que creamos ayudaremos más a los estudiantes para el aprendizaje y obtener mejores resultados. Aunque el éxito final depende de varios factores, un lugar de estudio bonito y organizado será una buena motivación.