Inicio Estilo y Vida Incremente el rendimiento escolar de sus hijos con estos alimentos

Incremente el rendimiento escolar de sus hijos con estos alimentos

2571
0
Alimentos para niños

Los niños en etapa escolar necesitan de una alimentación que les aporte vitaminas, energía, calcio y fósforo.

Muchos niños y jóvenes ya empezaron un nuevo año escolar y otros lo iniciarán este 15 de marzo. Si bien se trata del segundo año de educación virtual es importante mantener el nivel nutricional de nuestros hijos para que puedan rendir de forma satisfactoria. Ahora que las clases son en casa se tienden a presentar algunos desórdenes en los alimentos, como por ejemplo dejar de desayunar o, por el contrario, comer a cada rato de forma ansiosa.

Según el doctor Rogelio Aguilar, coautor del estudio La bioquímica del cerebro, que realizó en colaboración con el Instituto Politécnico Nacional de México, reveló que la falta de desayuno reduce el rendimiento escolar. “Necesitan glucosa y oxígeno; son primordiales. Si no desayunan o les dan carbohidratos simples, no son aprovechados y cuando les piden concentración no lo hacen y su rendimiento disminuye”, explicó.

Por ello, el desayuno es la comida inicial más importante del día porque recarga de energía. “Debe incluir carbohidratos, proteínas y grasas. Las porciones van a variar de acuerdo a la edad de cada escolar, pero durante toda la jornada escolar es recomendable que el estudiante tenga una botella de agua a su alcance”, señala Jordán Gutiérrez, médico de MAPFRE.

El especialista también aconseja el consumo de snacks durante el día, ya que permitirán a los menores recargar sus energías y continuar con las actividades escolares. “Es importante aprovechar el verano y consumir todas las variedades de frutas, verduras frescas y disfrutar de una preparación al horno que también es rica y saludable”, afirma Gutiérrez, quien ofrece estas 5 recomendaciones para que los niños consuman durante sus clases escolares:

1. Agua. La hidratación es fundamental, más ahora en verano, ya que es la base de todas las funciones corporales. Se recomienda entre 4 y 6 vasos de agua al día, de preferencia agua pura o sin azúcar. Puede ponerle una rodaja de naranja para que tenga un poco de sabor.

2. Verduras. Corte las verduras como bastones. Puede usar apio, zanahoria o pimiento y acompañarlas con una crema de palta o hummus. Otra opción divertida es cortar queso fresco en cuadraditos y mezclarlo con tomates pequeños. También puede preparar tortillas de verduras que pueden ser de coliflor, brócoli o zapallo loche.

3. Frutas. Aportan vitaminas y energía, además de ser hidratantes naturales. Por ejemplo, una sandía es una opción que rehidrata al tener mucha agua. Otro es el plátano que tiene como beneficio el potasio, magnesio y vitaminas A, C y E. También están las fresas, arándanos o las manzanas, que aportan fibra y azúcar, beneficiosos para el cerebro.

4. Proteínas. Un huevo duro o revuelto es una opción a media mañana. Otras alternativas son los sanguchitos de palta o de pollo deshilachado. Este último ingrediente provee de vitaminas y mejora el ánimo. Un piqueo de queso y jamón en cuadrados es nutritivo y divertido a la vez. Cualquiera de estas opciones se puede acompañar con un vaso de yogurt bajo en grasas.

5. Frutos secos. Favorecen en la concentración de los pequeños. Pasas, guindones, maní o almendras son los frutos secos más comunes. Los escolares pueden consumirlos entre sus clases y tienen un gran aporte al cuerpo, pues tienen vitaminas, minerales y grasas naturales. Las nueces y las avellanas son ideales para el sistema nervioso. La granola es una opción dulce de comer frutos secos.