Inicio Estilo y Vida Niños La salud bucal de sus niños empieza con un buen cepillado...

La salud bucal de sus niños empieza con un buen cepillado de dientes

1158
0
Salud bucal

Los niños pequeños también pueden desarrollar caries, por eso le dejamos una guía que le ayudará a incorporar buenos hábitos de higiene dental desde que nacen.

Muchas veces se cree erróneamente que los dientes de leche no son importantes para la futura salud oral de los niños. Sin embargo, los expertos señalan que el cuidado de las piezas dentales empieza desde que el bebé nace. Dedicar unos minutos al día a la limpieza de la boca ayudará a prevenir caries y problemas posteriores. Por eso, es importante saber cómo se realiza un correcto aseo bucal.

La odontopediatra mexicana Katia Medel señaló que hasta hace algunos años estaba de moda limpiar las encías del bebé con una gasa, pero esa creencia ya quedó atrás. “Hoy en día no hay ninguna evidencia científica que sostenga que limpiar las encías pueda tener beneficios para la futura salud bucal del niño, por eso ya no se recomienda”, indicó en una transmisión en vivo en el Facebook de La Brújula de Mamá.

La experta aseguró que en el caso de los bebés con lactancia materna exclusiva que aún no tienen ningún diente es mejor no limpiar la boca después de lactar, pues la leche materna tiene inmunoglobulinas que son beneficiosas porque generan defensas en el recién nacido. “Si estamos constantemente limpiando la boca, estaremos removiendo las defensas, lo cual no es adecuado”, anotó.

Sin embargo, Medel dijo que en los casos de bebés que toman fórmula y terminan con la lengua blanquecina sí se puede limpiar la boca del niño con una gasita limpia y húmeda y, por supuesto, asegurándose de tener las manos muy limpias.

“Luego que erupciona el primer diente solo se debe usar pasta y cepillo de dientes, nada más. Y las pastas deben ser las que contienen fluoruro de sodio, ya que, pese a que está de moda todo lo orgánico y se cree que el flúor es dañino para los bebés, eso también es un mito. El flúor de las pastas dentales no causa contaminación ni daña el esmalte dental, por el contrario, lo protege”, aseguró.

La Academia Americana de Odontopediatría señala que la primera visita al odontopediatra se debería hacer tras la aparición del primer diente.

¿Cómo hacer un cepillado correcto?

La odontopediatra Jeniffer Vásquez, de la clínica Maxillaris Odontología Integral, hizo las siguientes recomendaciones para lograr una correcta higiene bucal y un cepillado perfecto:

  • Nunca debe utilizar las pastas libres de flúor, porque estas no protegen en lo absoluto la aparición de caries. La recomendación de la OMS es que desde que sale el primer diente se empleen las pastas que tienen una concentración mínima de 1,000 partes por millón y para eso hay que revisar la etiqueta.
  • La cantidad de pasta dental depende de la edad del niño: en niños de 1 a 8 dientes solo se necesita la pasta equivalente a medio grano de arroz crudo, en niños de 8 dientes y hasta los tres años, se debe colocar el tamaño de un grano de arroz completo, y desde los tres años en adelante se debe colocar la cantidad de pasta de un frejol.
  • De preferencia hay que evitar la costumbre de mojar la pasta dental, es mejor usarla seca.
  • De 0 a 6 años el cuidado dental debe estar a cargo de los adultos, hasta que el niño pueda realizarlo correctamente. Una forma de saber que está preparado para hacerlo solo es cuando pueda atarse los cordones de los zapatos de manera autónoma.
  • El cepillo debe ser de cerdas suaves y tener un mango ergonómico que permita que el niño se adapte a su uso. Se debe escoger los que tengan el cabezal más pequeño y las cerdas deben tener de preferencia las puntas redondeadas.
  • Evite los cepillos eléctricos porque pueden dañar las encías. Mejor use los cepillos vibratorios.
  • Para cepillar los dientes coloque el cepillo formando un ángulo de 45° con las encías. El cepillado debe ser en forma circular y de arriba hacia abajo levantando el labio superior del niño, ya que las caries suelen empezar en la zona superior de los dientes delanteros.
  • Las muelas se lavan de atrás hacia adelante, también en forma circular y la parte interna de los dientes se limpia con movimientos similares a un barrido. Primero se lavan los dientes de afuera y luego los de adentro.
  • El cepillado de un niño con dientes de leche debe durar en promedio dos minutos.
  • Se debe cepillar los dientes de los niños tres veces al día. Si son bebés, puede hacerlo en la cama, en su silla de comer, en brazos, etc., pero siempre mirándolo de frente.
  • Los niños también deben usar hilo dental a partir de que tenga dos dientes juntos y que se rocen uno con otro. Primero se usa el hilo dental y luego se realiza el cepillado.
  • La lengua se debe limpiar una vez al día con movimientos muy suaves para no lastimarla.

Los expertos recomiendan esperar entre 25 y 30 minutos después de la ingesta de comida para cepillarse los dientes.