Inicio Estilo y Vida Trastornos del sueño en niños: qué son y cómo tratarlos

Trastornos del sueño en niños: qué son y cómo tratarlos

La calidad del sueño es fundamental para todos. Atentos a los problemas que pueden tener los niños a la hora de dormir.

791
0
Cómo tratar un trastorno del sueño en niños.

¿Sabías que los niños también pueden tener problemas de sueño? No es un asunto menor ni solo se reduce a cuando se le hace difícil dormir a un bebé. Tenemos que prestar atención a diversas señales para saber si estamos ante trastornos del sueño en niños.

Ante todo, ten presente que debes consultar tus dudas con el pediatra y que la información que aquí te presentamos es de orientación general. Asimismo, tampoco te precipites ante una irregularidad que se presente por una noche o pocos días. 

Trastornos del sueño en niños: ronquidos y sonambulismo

Se trata de un trastorno respiratorio que se produce durante el sueño en el que se obstruyen las vías superiores parcial o completamente. Formalmente se llama síndrome de la apnea-hipopnea obstructiva del sueño y se traduce en ronquidos o ronqueras al dormir. También puede haber problemas para respirar, somnolencia durante el día y problemas de atención.

De otro lado, el sonambulismo que es el andar dormido es bastante común. Los niños pueden caminar y hasta jugar, pero no responden a estímulos externos en ese momento. Al despertar no recordarán nada. Suele pasar con el tiempo y resolverse solo. En todo caso, presta mayor atención y habla con el médico si tu niño se pone en una situación de riesgo al estar sonámbulo.

Insomnio: el más frecuente de los trastornos del sueño en niños

Cuando hablamos de insomnio, nos referimos a las dificultades para dormir, mantener el sueño o despertarse cansado y que esto dure aproximadamente a lo largo de un mes. En primer lugar, hay hábitos de higiene del sueño de los que papás y mamás son responsables.

Debes revisar si el insomnio pudiera tener su origen en comer un exceso de dulces, chocolate, en especial, o bebidas gaseosas o con cafeína. Igualmente estar viendo pantallas de computadora, tablets o celulares hasta muy tarde tampoco induce al sueño.

Asimismo, otro insomnio es el denominado conductual. En este caso el niño se despierta mucho. No es capaz de conciliar el sueño si está solo, se resiste a ir a dormir o se pone ansioso al ver que ya viene la hora de ir a la cama. 

A la larga, los problemas del sueño pueden afectar la atención y concentración de los niños, o generarles cansancio a lo largo del día. Si a tus niños les cuesta mucho dormir, andan cansados o quizás hacen cosas raras mientras duermen, consulta al profesional de la salud para recibir la orientación adecuada a la brevedad.

LEER MÁS

📲 Visita nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter y YouTube.