Inicio Estilo y Vida Hombre 5 tips para dejar de comer por ansiedad

5 tips para dejar de comer por ansiedad

622
0
Comer por ansiedad

¿Por qué es necesario controlar las emociones y evitar la obesidad?, aquí, hablan las expertas.

En redes todos lo dicen, “el aislamiento nos está haciendo subir de peso”, y en el caso de los hombres, este aumento se nota, principalmente, en la zona abdominal y en la cintura. Lo que ocurre es que, como explica la sicóloga Carmen Bravo De Rueda, una de las consecuencias de esta “nueva normalidad” es la ansiedad por comer fuera de hora y más de la cuenta. “Entrar en ansiedad significa sentir nervios, preocupación, inseguridad por no saber afrontar alguna situación, y frente a esto, en algunos casos, comer resulta un medio paliativo, pues, desde que somos bebés, la comida está ligada a lo emocional”. ¿Y cómo podemos frenar esta situación? Aquí, algunas recomendaciones dictadas por especialistas.

1. Programe las comidas a diario para tener un mayor control. Esto significa planificar el desayuno, almuerzo, cena e intermedios, para evitar picar, especialmente dulces. “Y si cae en la tentación de estos últimos – dice la nutricionista Karyn Reyna, de la Clínica Ricardo Palma-, recuerde que se pueden comer como máximo dos veces a la semana y en porciones personales”.

Comer por ansiedad

2. Prefiera los alimentos ricos en zinc, cobre o selenio, como res, huevos, linaza, pescado, lácteos, palta, lentejas, frutos secos y productos integrales, pues estos ayudan a disminuir los deseos por comer carbohidratos y alimentos dulces; además, según estudios, en el caso de los hombres, el zinc ayuda a producir hormonas claves como la testosterona.

3. Cene entre las siete y ocho de la noche, y algo menos contundente que el plato del almuerzo. “Si opta por una comida más ligera y más pequeña (30% menos), pero igual de sabroso, no buscará picar algo más tarde”, comenta Karyn. Un ejemplo de cena: una tortilla de verduras con huevo, dos rebanas de pan integral y una manzanilla; o una crema de espinaca, dos claras de huevo y un anís.

4. Considere media hora de ejercicios seis veces a la semana a fin de mantener su cuerpo más tranquilo y templado. “Esto ayuda a evitar, sobre todo, esos ‘ataques de hambre’ que se dan casi siempre al caer la noche”, comenta la experta.

5. Por último, practique técnicas para manejar la ansiedad. “Para controlar sus emociones, realice ejercicios de relajación y respiración, como respirar profundamente, esto consiste en tomar aire por la vía nasal, mantenerlo en los pulmones y, finalmente, soltarlo con suavidad por la boca, empleando cuatro segundos en cada paso”, comenta Carmen. 

Tome agua cada vez que tenga ansiedad por comer, pues muchas veces el cerebro confunde la sed con el hambre.