Inicio Expomotor Aprenda a descifrar las “señales de humo” del tubo de escape

Aprenda a descifrar las “señales de humo” del tubo de escape

456
0

El tubo de escape cumple las funciones de expulsar los gases producidos por la combustión, desde el motor hasta el exterior, ayudar a disminuir la temperatura interna y reducir la contaminación acústica y ambiental, junto al catalizador.

También, cumple la función de alertar al conductor sobre algunas fallas mecánicas, dependiendo del color y la densidad del humo. Le enseñamos a diferenciar los tipos de humo para reconocer las posibles averías del motor.

  • Humo blanco:

Significa que hay presencia de agua en el sistema de escape. Podría tratarse simplemente de la humedad acumulada en el tubo de escape y que sea el humo normal sale de todos los carros, siendo más notorio al arrancar el carro en el invierno. Pero, si sigue saliendo humo blanco incluso con el motor caliente, podría ser que el líquido refrigerante esté filtrándose al cilindro y mezclándose con el combustible, por una avería en la junta de culata o una grieta en el bloque del motor. También podría ser que exista problemas con los inyectores o con el pre-calentador, en caso de los motores diésel.

  • Humo negro:

Aparece cuando hay una mala combustión dentro de los cilindros y se está quemando demasiado combustible. Se produce cuando el filtro de aire o los inyectores están muy sucios, cuando el regulador de presión de combustible o una bujía están defectuosas o cuando hay una falla eléctrica del sistema de combustión. En los motores diésel es común ver humo negro al acelerar a fondo, que es carbonilla expulsada por el escape, pero si se mantiene humeando al dejar de acelerar, significa que hay una avería en el motor.

  • Humo azul:

Cuando aparece, en la mayoría de casos, es porque pasa aceite a la cámara de combustión y se quema. Puede comprobar fácilmente si este es el motivo revisando la varilla de nivel de aceite. En caso exista pérdida, tendrá que realizar cambio de aceite y de filtro. También puede ocasionarse por un daño en los anillos de los pistones, por desgaste del turbocompresor o que está usando un aceite con densidad equivocada y al aumentar su temperatura se hace muy fluido y se filtra por las válvulas y retenes.

  • Humo gris:

Cuando el humo sale gris y muy denso puede ser que exista falta de aire en la mezcla, por un posible fallo de los inyectores o del turbocompresor.

En cualquiera de los casos, usted podrá saber cuál es la posible falla que tiene el carro, pero lo recomendable es que lleve el carro al taller para que un experto haga un diagnóstico preciso.