Inicio Expomotor Cincuentones y musculosos

Cincuentones y musculosos

1635
0
Los principales Muscle Cars de la historia

Estos son los “carros musculosos” que nacieron en los 60s y que siguen fabricándose hasta hoy, conquistando a fanáticos en todo el mundo por su potencia y rudeza.

El término Muscle Car, que en español significa carro musculoso, nació cuando John DeLorean, el creador del DeLorean de Volver al futuro, era ejecutivo de General Motors (GM) y le encargaron dar vida al Pontiac GTO, por lo que empleó el término para referirse a una clase de automóvil deportivo, de apariencia ruda, con poderoso motor -V8 de preferencia-, con tracción trasera, a un precio asequible y fabricado en Estados Unidos. Son muchos los modelos de distintas marcas que cumplen esos requisitos, pero ahora nos centraremos solo en los ejemplares que sobreviven hasta hoy, por lo que dejamos de lado a importantes Muscle Cars como el Pontiac GTO, el Plymouth Barracuda, el Oldsmobile 442, el Mercury Cougar, el AMC Javelin o el Chevrolet Chevelle.

Ford Mustang

El legendario modelo nace de manos de Lee Iacocca como respuesta al apogeo de los carros europeos en ese entonces y a la caída de las ventas del Thunderbird. Fue el primero en pertenecer a la clase “Pony Car”, un Muscle Car compacto que la mayoría del público podía comprar. Inicialmente iba a llamarse Torino, haciendo alusión a la ciudad italiana donde nacieron Fiat, Maserati, Lancia y Alfa Romeo, pero finalmente eligieron un nombre más acorde a la cultura norteamericana. En su 1er. día en el mercado se vendieron 20000 Mustangs y en el 1er. año 417000 unidades. Este rápido éxito motivó a otros fabricantes a desarrollar sus propios Muscle Cars, dando inicio a la época dorada del automovilismo en Estados Unidos. El Mustang se ha producido de manera ininterrumpida durante 5 décadas y es el deportivo más vendido de la historia en Estados Unidos.

En 1962 Ford presenta el 1er. concept car del Mustang: un descapotable para 2 ocupantes con motor V4 de 109 HP y aspecto bastante futurista. Un año después muestran un 2do. concept car, más parecido al modelo que lanzaran en 1964.

1ra. generación (1964-1973)

El primer Mustang en ver la luz oficialmente fue un convertible conocido como 1964 ½, disponible con 3 motores: de 6 cilindros en línea de 2,8 litros, un V8 de 4,3 litros y el más reclamado: el V8 de 4,7 litros y 271 HP.

En 1965, Ford contrata al preparador Carroll Shelby, quien desarrolla el “fastback”, la versión cupé de techo inclinado.

En 1967, el mismo Shelby crea el GT350, con un V8 de 4,7 litros y 306 HP, para después presentar el GT500, con un V8 de 7 litros y 355 HP.

En 1967, el mismo Shelby crea el GT350, con un V8 de 4,7 litros y 306 HP, para después presentar el GT500, con un V8 de 7 litros y 355 HP.

2da. generación (1974-1978)

A la crisis del petróleo se suma las nuevas leyes contra emisiones contaminantes, por lo que aparece el Mustang II, casi 50 cm más pequeño y 222 kilos menos pesado. Los motores disponibles eran: unos 4 cilindros en línea y 2,3 litros, un V6 de 2,8 litros y 2 V8 de 4,9 y 5 litros. En esta generación se sacrificó la potencia y el tamaño, a cambio de elegancia.

En 1976 aparece el Cobra II, para el público que buscaba la opción deportiva del modelo.

3ra. generación (1979-1993)

En 1979 recibe un importante cambio estético, con el que sobrevive por 15 largos años.

A inicio de los 80s aparece una versión especial del modelo, el Mustang McLaren M-81, diseñado en colaboración entre las 2 marcas. Debajo de una deportiva apariencia había un discreto motor 4 cilindros de 2,3 litros turbo y 175 HP.

En 1993 Ford produce el SVT Cobra R, con motor de 5 litros y 235 HP, uno de los Mustangs más famoso por significar el regreso a la alta performance.

4ta. generación (1994-2004)

El Mustang se vuelve más robusto, redondeado y aerodinámico que sus antecesores.

En 1995 presentan un nuevo Cobra, con motor V8 de 5,4 litros y 385 HP.

En 2002 Mustang quedaba solo en las pistas, tras la retirada del mercado del Chevrolet Camaro. Fue cuando deciden traer de vuelta, después de 24 años de ausencia, al Mach 1 con motor V8 de 4,6 litros y 305 HP.

5ta. generación (2005-2014)

Aparece el Mustang retro inspirado en el modelo de 1964, con un V6 de 4 litros y 202 HP o con un V8 de 4,6 litros y 300 HP.

En 2006 renace el GT500 de Shelby, que ahora montaba un V8 de 5,5 litros supercargado y 500 HP, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos.

En 2012 llegó la versión más radical: el Shelby Mustang 1000, con 1100 HP para la versión de competencia y 950 HP para la de calle.

6ta. generación (2015-presente)

Aunque Ford diseña un Mustang desde 0, este es bastante parecido a la versión anterior. Fue el 1er. Mustang en venderse masivamente en Europa.

En 2014 aparece el motor EcoBoost, un 4 cilindros de 2,3 litros turbo y 310 HP, que representa la evolución y eficiencia de los motores Ford, conviviendo con opciones V6 y V8.

El Mustang que hoy se ofrece en concesionarios está disponible con varias opciones de motor, empezando por el EcoBoost y acabando con el brutal V8 de 5,2 litros supercargado y 760 HP del Shelby GT500.

Chevrolet Camaro

El modelo nació como respuesta de Chevrolet (GM) al éxito que había logrado Ford con el lanzamiento de su Mustang en 1964. Así empezó la rivalidad entre las marcas que sigue existiendo hasta hoy. Chevrolet se enfocó en crear un modelo más atractivo, mejor equipado, más rápido y más barato que el Mustang, y lo consiguió.

1ra. generación (1966-1969)

El Camaro fue lanzado a finales de 1966 en versiones cupé y descapotable, con una variedad de motores que iba desde el V6 de 3,8 litros y 140 HP para el RS (Rallye Sport), hasta un V8 de 6,5 litros y 375 HP para el SS (Super Sport).

Aparecen las versiones Z28 y Trans Am Series, con potentes motores V8 de 400 HP y finalmente el ZL-1, con un motor llegado desde NASCAR con 500 HP.

2da. generación (1970-1981)

A partir de 1972, al igual que otras marcas, Chevrolet se vio obligada a reducir la potencia de sus carros, a tal punto que su motor más potente, el V8 de 5,7 litros producía solo 145 HP.

Pese a su pérdida de potencia, esta 2da. generación fue la etapa más larga y de mayor éxito del Camaro, gracias a que mantuvo su apariencia de Muscle Car, lo que le valió para superar en ventas al Ford Mustang.

3ra. generación (1982-1992)

Repitiendo la época oscura de otras marcas, los 80s no fueron tan buenos para General Motors. Tras el aumento de leyes anti-emisiones contaminantes y de seguridad, había que agregar el crecimiento en participación de los carros japoneses en Estados Unidos. Estéticamente el Camaro conservaba su aspecto deportivo y diseño aerodinámico, pero su motor quedó minimizado a un 4 cilindros, 2,5 litros y solo 90 HP. Después lanzaron un V6 de 2,8 litros y un V8 de 5 litros, pero que ofrecía apenas 145 HP.

En 1985 la marca usaba un V8 de 5,7 litros y 245 HP, aunque todavía no se acercaban a las prestaciones antes alcanzadas.

4ta. generación (1993-2002)

Estrenaba un diseño más estilizado y aerodinámico, además de equipar el motor del Corvette, un V8 de 5,7 litros con 275 HP y caja de cambios mecánica de 6 velocidades.

En 2002 el Camaro dejó de producirse. Dicen que porque empezó a ser un fuerte rival, en su propia casa, para el Corvette.

5ta. generación (2009-2015)

Tras desaparecer por 7 años del mercado, Chevrolet decidió rescatar al Camaro dándole un diseño retrofuturista, con carrocerías cupé y descapotable y con motor V8 de 6,1 litros y 426 HP. ¡El poderoso Muscle Car estaba de regreso a las pistas! Y se lució como representando a Bumblebee en la película Transformers de 2007.

En 2014 aparece el sorprendente Camaro Z28, con significativos cambios estéticos y un V8 de 7 litros y 500 HP que alcanzaba con facilidad 300 km/h.

6ta. generación (2016-presente)

Chevrolet celebra el 50 aniversario del Camaro, para lo cual lanza una versión renovada, con algunos cambios estéticos, más ligero y con opción al potente motor V8 de 6,2 litros sobrecargado y 600 HP.

Hoy, en 2021, Chevrolet ofrece varias opciones de motor para el Camaro: 4 cilindros de 2 litros turbo y 275 HP, un V6 de 3,6 litros y 335 HP, un V8 de 6,2 litros y 455 HP y la versión más potente, LT4, un V8 de 6,2 litros supercargado y 650 HP.

Dodge Charger

Es el 1er. Muscle Car de Dodge, división de Chrysler, y uno de los más icónicos de la historia, tras protagonizar la serie de T.V. Los Dukes de Hazzard y aparecer en muchas películas de Hollywood, como Rápidos y furiosos. Nació como un Muscle Car, se convirtió en un deportivo turbo con tracción delantera y acabó siendo un super-sedán de 4 puertas.

El 1er. Charger en aparecer, en 1964, fue un concept car muy extraño que nació de la modificación estética del Polara. Tenía un potente HEMI V8 de 7 litros y 600 HP. Fue vendido hace unos años en US$ 1’100000 dólares.

1ra. generación (1966-1968)

En 1966 apareció, ahora sí para venderse al público, a partir de una modificación estética del Coronet. Era un 2 puertas, con diseño “fastback” (de pronunciada cola caída) y 4 asientos. Equipaba un V8 de 5,2 litros y después empleó el HEMI 7 litros que llevó también a las competencias. El éxito del modelo no fue el esperado, quedando a la zaga del Ford Mustang.

2da. generación (1968-1970)

En 1968 llegó la versión más reconocida del Charger, que conquistó al mercado norteamericano y se convirtió en un “best-seller”.

Entre sus versiones más populares está el Charger Daytona, con una trompa falsa, un enorme alerón trasero y una extraordinaria potencia, que lo hizo brillar en NASCAR donde llegó a alcanzar los 320 km/h.

En 1970 las ventas del Charger cayeron en un 50%, por el lanzamiento de su hermano Challenger y por la negativa de las compañías de querer asegurar este modelo al considerarlo muy veloz y peligroso.

3ra. generación (1971-1974)

El Charger de 1971, con un diseño distinto, redondeado, ayudó a levantar un poco las ventas del modelo. Hasta que posteriores ajustes de diseño fueron rechazados por el público. Por esos años, varias marcas tuvieron que afrontaron la crisis del petróleo y nuevas leyes de protección ambiental y de seguridad que afectaron a la industria.

4ta. generación (1975-1978)

En 1975 Dodge decidió convertirlo en un cupé de lujo, despojándolo de sus prestaciones deportivas y volviéndolo un carro serio y señorial, lo que inició un nuevo declive para el modelo. Finalmente, en 1978, dejó de fabricarse el modelo.

5ta. generación (1981-1987)

Para su regreso, el modelo sufrió una transformación total y se convirtió en un cupé compacto con tracción delantera y pequeño motor 4 cilindros de 2,2 litros y escasos 107 HP.

En 1985 Carroll Shelby adicionó un turbo al motor 2,2 llevándolo hasta 145 HP y en 1987 compró 1000 Chargers para transformarlos, agregándoles más potencia (200 HP).

En 1988 de descontinúa el modelo durante más de una década.

En 1998, tras la fusión entre Daimler y Chrysler, resucitaron al Charger a través de un concept car de 4 puertas que tenía un V8 supercargado alimentado por gas comprimido y que usaba la plataforma LX de Mercedes-Benz. Pasearon el concepto durante 5 años por todos los autoshows posibles.

6ta. generación (2006-2010)

En 2006 reaparece en el mercado como un sedán con variantes que incluyen incluso un tracción en las 4 ruedas. En cuanto a motores, apareció con un V6, un V8, un nuevo HEMI V8 y debutó el sorprendente SRT-8 de 6,1 litros y 425 HP. Dodge convirtió al Charger en un vehículo familiar, al que el público fue acostumbrándose con el tiempo.

7ma. generación (2011-presente)

Conserva el formato sedán y la misma plataforma, aunque tuvo ligeras mejoras estéticas y en el interior.

En 2015 hacían debutar al motor Hellcat supercargado de 707 HP, convirtiéndolo en el 4 puertas de producción masiva más potente y rápido del mundo.

Luego apareció el SRT Hellcat Redeye Widebody, con el mismo que usa su hermano Challenger y con una potencia de 797 HP.

Dodge Challenger

Nació otro rival para Mustang y Camaro, desarrollado sobre la plataforma del Plymouth Barracuda o “Cuda”, del que copiaba su diseño. Desde su aparición conquistó a los amantes de los Muscle Car y se hizo muy popular en las carreras de ¼ de milla.

1ra. generación (1970-1974)

Nació a finales de 1969 con 9 opciones diferentes de motor: desde un 6 cilindros en línea 3,6 litros y 145 HP hasta un HEMI V8 de 7 litros y 425 HP. Se ofrecía con techo duro o convertible y con varias opciones de equipamiento: R/T, Rallye, S/E (de lujo) y T/A (por las carreras Trans-Am).

los cambios en las normativas de seguridad y de protección del medio ambiente. Por eso, los motores V8 fueron perdiendo potencia paulatinamente hasta quedar 2 opciones, una con 150 HP y otra con 245 HP.

En 1974 hubo una primera para, por espacio de 4 años, en la producción del Challenger, por la crisis del petróleo y la demanda de carros más eficientes y no tan potentes.

2da. generación (1978-1984)

En 1984 dejó de producirse, por segunda vez, y hubo que esperarlo por largos 24 años.

3ra. generación (2008-presente)

En 2008 reaparece con el diseño que conserva hasta hoy y que recobró el éxito del modelo. El Challenger había recuperado su esencia de Muscle Car, con su diseño retro y la vuelta de los poderosos V8.

Hoy, la versión más rabiosa del modelo Challenger es el SRT Hellcat Redeye, con motor HEMI V8 de 6,2 litros supercargado y 797 HP, aunque en 2018 apareció una edición especial limitada, el SRT Demon, que ofrecía hasta 840 HP.