Inicio Expomotor Citroën Oli: menos es más  

Citroën Oli: menos es más  

Fabricante francés crea un carro eléctrico abaratando al máximo los costos de producción y tendría un valor de US$ 25 mil.

1644
0
Citroën Oli

Oli es un prototipo eléctrico, barato, simple y respetuoso con el medio ambiente, que al igual que el modelo Ami ha sido creado bajo la filosofía: simplicidad y abaratamiento de costos de producción, para que los compradores paguen un precio justo por su carro eléctrico en el futuro.

Citroën Oli y Ami, ideados como vehículos baratos, simples y respetuosos con el medio ambiente.

Es poco probable que este modelo se fabrique en serie, pero servirá para probar innovaciones que podrán usar futuros Citroën. Además, con el Oli y el Ami, la marca está demostrando que es posible fabricar un carro eléctrico asequible para la mayoría, gracias a que simplificó su proceso de producción y usó materiales reciclados.

Además de demostrar que los eléctricos no tienen por qué ser caros, Citroën tiene el mérito de desarrollar el Oli mientras la industria automotriz pasa por una de sus peores crisis, con retrasos en la entrega de unidades, escasez mundial de semiconductores o microchips y las consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania, lo que ha provocado un incremento drástico en los precios de los carros. Es decir, en tiempos normales pensamos que el Oli podría tener incluso un precio más bajo.

Al primer contacto, lo más notorio del Oli es su peculiar diseño en el que predominan las formas cuadradas y las líneas poco convencionales. Tiene un largo de 4,20 metros, un ancho de 1,90 metros, 1,65 metros de alto y solo pesa 1000 kg, debido a que se ha reducido el equipamiento a lo mínimo indispensable. El capó, techo y la maletera son paneles planos hechos de cartón corrugado reciclado reforzado con fibra de vidrio y cubierto con una resina para que soporten mucho peso. Cada panel pesa solo 6 kg y resiste a 2 adultos. Su parabrisas es completamente recto, para usar menos vidrio. Así abaratan costos, reducen peso al vehículo, mejoran la visibilidad y disminuyen la exposición de los ocupantes al sol, a cambio de sacrificar un poco de aerodinámica. Las puertas traseras se abren de forma contraria, para fácil acceso y al no tener vidrio la maletera, puede cumplir las funciones de una pick-up.

Por dentro es amplio, simple e incluye solo lo necesario. Eso sí, tiene muchas cavidades y bolsillos portaobjetos. Cuenta con 4 asientos con respaldar de malla, para hacerlos más ligeros al usar menos piezas y materiales, además de contribuir a mejorar la luz del interior. No incluye alfombras sino un revestimiento de una sola pieza, fácil de lavar y que se puede cambiar por otro de un color distinto, según los gustos del propietario. Para controlar las distintas funciones, equipa un mando tipo joystick en el timón.

Es más ligero que cualquier SUV eléctrico, por lo que es suficiente su pequeña batería de 40 kWh para lograr una autonomía de 400 kilómetros. Su velocidad máxima está limitada a 110 km/h y tiene muy bajo consumo de energía. Además, permite una carga del 20 % al 80 % en poco más de 20 minutos. Sus llantas son un prototipo de Goodyear, Eagle Go, que pueden recorrer 500 000 km al tener una banda de rodamiento de 11 mm que puede renovarse 2 veces.

Las ruedas, al igual que el Oli, también son un prototipo. Goodyear está probando el neumático Eagle Go, que puede durar 500 000 km.

LEER MÁS

📲 Visita nuestras redes sociales: FacebookInstagramTwitter y YouTube.