Inicio Expomotor ¿Cómo evitar que el óxido ataque a nuestro carro?

¿Cómo evitar que el óxido ataque a nuestro carro?

607
0

Todos quisiéramos tener un automóvil hecho de un material que no sufra el ataque despiadado del óxido. Audi fabricó el A2 con carrocería de aluminio; Chevrolet, un Corvette de fibra de vidrio y el DeLorean se hizo de acero inoxidable. Estos intentos fracasaron, por ser materiales que encarecían extremadamente al vehículo. Por ahora, la única opción que tenemos es conocer por qué aparece este silencioso enemigo de todo carro y saber cómo evitar que se propague.

¿Qué es el óxido?

Es una reacción química que se produce cuando el metal entra en contacto con oxígeno, presente en el aire y en el agua. Se manifiesta como una capa de textura rugosa de color marrón rojiza y se propaga rápidamente “comiéndose” el metal. Las consecuencias pueden ser graves, más allá de lo estético, el óxido puede afectar el funcionamiento de partes mecánicas o la misma estructura del carro.

Causas del óxido

  • Humedad: Es la causa más común de que se presente el óxido y Lima, por ser una ciudad costeña, tiene alto grado de humedad, manteniéndose siempre sobre 80% y en verano alcanzando en algunos distritos hasta 100% de humedad relativa.
  • Lluvias y nieve: Son también causantes de que se oxide la carrocería del carro. Felizmente en Lima llueve poco y nunca nevará.
  • Brisa marina: La combinación de agua y sal son letales para el metal, así que la proximidad al mar acelerará la oxidación.
  • Radiación ultravioleta del sol: Las elevadas temperaturas también contribuyen a destruir la capa protectora de las superficies metálicas.
  • Antigüedad: Con el paso de los años, la pintura pierde capacidad de proteger a la lata. Felizmente, los carros más nuevos utilizan revestimientos que retrasan la aparición del óxido.
  • Fugas en las mangueras: Los líquidos que se escapan de las mangueras, principalmente del sistema de frenos y del radiador, caen sobre el metal y pueden producir su oxidación.

¿Cómo detectar que se está oxidando nuestro carro?

Una forma es notar cuando aparecen burbujas en la pintura exterior del carro. Esto es síntoma de que la capa inferior está corroída. Revise las zonas alrededor de los vidrios, las uniones de diferentes partes metálicas como la maletera, el capó y los marcos de las puertas y, principalmente, las superficies del vehículo donde hayan abolladuras y raspones. También es necesario revisar las partes del carro más expuestas a la acumulación de humedad y que no tienen pintura que las proteja: debajo del carro, las cavidades alrededor de las ruedas, el sistema de escape, los amortiguadores, la suspensión, el piso de la maletera y debajo de las alfombras.

Consejos para evitar la corrosión

  • Estacionar el carro en lugares cerrados, no a la intemperie. Evitar dejarlo sobre césped o sobre superficies húmedas
  • Mantener el carro limpio y seco. La acumulación de suciedad acelera la proliferación del óxido. Después de lavar el carro, debe secarlo con un trapo.
  • Reparar los golpes y abolladuras en la carrocería, porque al quedarse esas partes sin pintura, se pierde la protección y queda el metal expuesto.
  • Puede mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con el agua y jabón con los que lava el carro. Esto ayudará a neutralizar el efecto ácido de la brisa marina.
  • Encerar el vehículo ayuda a protegerlo. Si tiene la posibilidad de aplicar un revestimiento cerámico en la pintura, será mucho más efectivo y después de tiempo lo podrá ver como una inversión y este puede durar un par de años. Para la parte baja del carro o en la tolva de una pick-up puede realizar un “undercoating”, que es una película protectora de la corrosión hecha con resina y caucho.
  • Secar cualquier líquido que se derrame en el interior del carro, no lo deje secar naturalmente.
  • Una vez al mes, limpie la parte inferior del carro con agua a presión.