Inicio Expomotor El filtro de combustible: guardián silencioso del motor

El filtro de combustible: guardián silencioso del motor

370
0
Filtro de combustible

Esta pequeña y sencilla pieza es fundamental para el funcionamiento óptimo de un motor y para alargar su vida útil. Su función es evitar que cualquier partícula o impureza del combustible, sea gasolina o petróleo, contamine el motor y produzca algún daño. Además, cumple un importante papel en el ahorro de combustible, por eso es indispensable que el filtro esté en perfecto estado y se reemplace periódicamente antes que se pueda dañar el motor.

Por más que el combustible tenga aditivos que intenten purificarlo al 100% y nos digan que es premium, es muy probable que tenga pequeñas partículas contaminantes. Muchas veces, la suciedad  se produce en los tanques subterráneos donde se almacena en los grifos, al acumularse sedimento en el fondo y removerse cada vez que se extrae. Por lo que hasta un carro nuevo puede recibir estas impurezas al abastecer combustible, y los motores más modernos requieren combustible más limpio.

En los motores que trabajan con gasolina la función es filtrar las impurezas del combustible, mientras que en los motores diésel, que son por naturaleza más sucios y se requiere mayor esfuerzo para filtrar el petróleo, también separa el agua para evitar la corrosión de los componentes metálicos.

Beneficios del filtro de combustible:

  1. MEJORA EL RENDIMIENTO DEL MOTOR: Asegura que ingrese gasolina o diésel limpio al motor evitando la obstrucción de los inyectores y haciendo que la mezcla de combustión sea más pura, para un funcionamiento optimizado.
  2. ALARGA LA VIDA ÚTIL DEL MOTOR: Al evitar que las impurezas ingresen al motor, ayuda a que no se desgasten con la fricción los cilindros, pistones y otros componentes. Así durarán más tiempo.
  3. MEJORA LA EFICIENCIA DEL COMBUSTIBLE: Hace que el motor reciba la cantidad requerida de combustible y no demande mayor esfuerzo, lo que significa mayor consumo.
  4. REDUCE LAS EMISIONES: Contribuye a que la relación en la mezcla del aire con el combustible sea la adecuada, provocando una combustión más limpia de emisiones contaminantes.

¿Cuándo cambiar el filtro de combustible?

Los fabricantes recomienda cambiarlo cada 50 mil kilómetros. Lo ideal es reemplazarlo en la mitad de su vida útil, es decir cada mantenimiento de 20 mil kilómetros o cuando el carro presente alguno de estos síntomas:

  1. Motor tembloroso en mínimo. Por ejemplo, si al detenerse en un semáforo siente que el funcionamiento del motor no es parejo y presenta unos pequeño temblores.
  2. Arranque con dificultad. Si siente que el motor sufre al arrancar o toma más tiempo de lo acostumbrado en hacerlo. En casos severos, el filtro se obstruye y no permite el paso de combustible por lo que el carro no enciende.
  3. El motor se apaga en movimiento. Esto puede suceder cuando el carro está parado mucho tiempo y el filtro está taponeado evitando el paso de combustible.
  4. Aumenta el consumo de combustible. Al no pasar la cantidad necesaria, el cerebro del vehículo exige más combustible.
  5. Pérdida de potencia. Al no ser adecuada la combustión por insuficiente caudal de combustible, se siente que el motor pierde fuerza.