Inicio Expomotor Huawei: del teléfono móvil al automóvil

Huawei: del teléfono móvil al automóvil

2501
0
Carro eléctrico Huawei

La compañía china especializada en tecnología y telefonía celular ingresa al sector automotriz, con un carro eléctrico autónomo llamado Arcfox Alpha S, que desarrolló en colaboración con el fabricante de automóviles, también chino, BAIC.

Arcfox es la división del grupo BAIC dedicada a desarrollar carros eléctricos que trabajó un prototipo inicial con Huawei presentado en 2018. Tres años después, la sociedad presenta el Arcfox Alpha S, un carro eléctrico autónomo que usa el sistema operativo HarmonyOS, empleado en dispositivos electrónicos como celulares, tablets, relojes inteligentes, televisores, etc. y que nació tras el conflicto tecnológico entre Estados Unidos, Google y la marca china. Este sistema competirá en un futuro con Android e iOs de Apple.

El Alpha S posee un nivel de autonomía 3, siendo 5 el más alto, y está compuesto por 12 cámaras, 13 radares ultrasónicos, conectividad 5G y un chip Huawei que puede procesar hasta 352 terabytes de información por segundo. Ofrece autonomía, en cuanto a distancia que puede recorrer con carga full, de 700 kilómetros. Tiene 3 tipos de carga de batería: 7 horas en carga lenta, 1,5 horas en carga intermedia y 15 minutos en carga rápida. Su parabrisas puede transformarse en una pantalla gigante de 70 pulgadas, en la que se podrá ver películas, tener videoconferencias o jugar videojuegos. Todavía no publican más datos sobre prestaciones ni características mecánicas, solo que podría estar a la venta a finales de este año a un precio que partirá en US$ 38 mil y llegará hasta US$ 65 mil para la versión más equipada.

Huawei tiene acuerdos de cooperación con unos 200 fabricantes de automóviles, entre los que destacan Daimler y General Motors, a los que provee diversos componentes tecnológicos y suministra su software y, así como Huawei, otros gigantes tecnológicos muestran cada vez más interés en la industria automotriz, como Apple, Google y Xiaomi.

Mientras Apple quiere desarrollar su propio automóvil desde cero, Huawei sacó ventaja asociándose a un fabricante de carros.