Inicio Expomotor Lo último en iluminación automotriz

Lo último en iluminación automotriz

364
0

Los sistemas de iluminación de los vehículos, que incluyen las luces principales, las de freno, las de posición, las diurnas, las de neblina y las intermitentes, son cada vez más avanzados, más potentes, con mayor alcance, consumen menos energía y duran más. Así, las luces halógenas y de xenon, que hasta hace poco eran lo más avanzado en iluminación y las más usadas por los fabricantes de carros, perdieron paso ante la tecnología LED y esta, en algún momento, también quedará relegada por una nueva tecnología.

Luces LED

LED, Diodo Electro Luminiscente en inglés, es el sistema de iluminación más utilizado por los fabricantes de automóviles en estos momentos. Al tratarse de un sistema eléctrico simple y no utilizar filamento, no tiene pérdida de energía por calor, además produce una luz bastante más intensa que un faro halógeno y de xenon, tiene mayor vida útil (más de 20000 horas, incluso superior a la vida útil del vehículo), consume menos energía, tiene un alcance promedio de 200 metros y produce la luz casi de inmediato al recibir la orden de encenderse, pero es un sistema algo más costoso que el halógeno y el xenon, por lo que no los ha reemplazado completamente en el mercado.

Iluminación LED adaptativa

Actualmente, existe una evolución de la luz LED que mediante cámaras y sensores analiza las condiciones climatológicas y el tipo de conducción para adaptar la funcionalidad de las luces: aumenta o disminuye la intensidad de la luz y varía la dirección de la iluminación. Es decir, a altas velocidades, el alcance del haz de luz aumenta, mientras que en ciudad la distribución de la luz es más amplia, iluminando mejor el camino. Además, autorregula el haz de luz para no cegar a los pilotos del carril contrario. También hay los faros LED dinámicos, que son capaces de iluminar mejor en las curvas.

Luces láser

Es el sistema más avanzado en iluminación automotriz, con mayor alcance (hasta 600 metros), menor consumo de energía, gran fiabilidad e intensidad lumínica 10 veces superior, aunque con un muy elevado costo, por lo que solo lo usan los carros top de gama de las marcas de prestigio.

Utiliza diodos láser muy pequeños que generan flujos luminosos de pocas milésimas de milímetro, lo que significa que una luz láser puede ser más pequeña e iluminar mejor. Además no emite calor.