Inicio Expomotor Un minicarro de US$ 4500 hace temblar a Tesla

Un minicarro de US$ 4500 hace temblar a Tesla

3145
0
Mini carro

Hong Guang Mini EV es el automóvil chino que en enero desplazó en ventas al Tesla Model 3 en el país asiático y se convirtió en el segundo carro eléctrico más vendido del mundo.

El pequeño automóvil eléctrico producido por la estatal SAIC Motor, el mayor fabricante de vehículos de China, en colaboración con General Motors y Wuling Motors, tiene un precio base de US$ 4500, ofreciendo una potencia de 26 HP, una velocidad máxima de 100 km/h, espacio para 4 ocupantes y autonomía de 120 kilómetros, aunque hay una versión mejorada, con aire acondicionado y una batería con mayor autonomía de 170 kilómetros, que cuesta US$ 5000.

El Hong Guang Mini se comercializa bajo el concepto “la herramienta de transporte de la gente” y si bien no compite directamente con otros eléctricos de gama alta, como los Tesla o los de la marca china NIO, que tienen superior nivel de equipamiento, tecnología y autonomía, este vehículo ha conquistado a los consumidores de su país rápidamente y se está convertido en un éxito en ventas, gracias a su excelente precio.

El Hong Guang Mini se lanzó en 2020 y durante la segunda mitad del año anterior vendieron 112 mil unidades, mientras que solo en enero de este año vendieron casi 26 mil unidades, mientras que el Tesla Model 3, fabricado en Shanghái, alcanzó colocar un poco más de la mitad: 13,800 unidades. El Hong Guang Mini se ofrece en 3 versiones y en 4 colores, desde US$ 4500, mientras que el Model 3 de Tesla se comercializa en el país asiático a US$ 39 mil. Para Tesla, la marca de vehículos eléctricos más vendidos en el mundo, la aparición de este competidor no le debe haber caído muy bien, pues China es su mercado más grande después de Estados Unidos.

China pretende ser líder en movilidad eléctrica en el mundo, para ello promueve la compra de vehículos amigables con el medio ambiente ofreciendo las placas de matrícula gratuitas. Esto puede no ser un argumento convincente en cualquier otro país, pero en China conseguir una placa de matrícula para un vehículo de gasolina o petróleo puede costar miles de dólares y tardarse meses o años, pues el proceso se realiza a través de subastas.

Wuling tiene entre sus planes comercializar el Hong Guang Mini fuera de China a un mayor precio que en su país de origen, aunque esto no se tomará mal ya que se considera un buen producto, de una calidad superior a los varios vehículos pequeños eléctricos que se fabrican en el país.