Inicio Expomotor ¡Vendido a la 1… a las 2… y a las 3!

¡Vendido a la 1… a las 2… y a las 3!

1179
0
Subasta de carros famosos

Muchas celebridades, sean actores, cantantes, artistas plásticos, deportistas o personalidades internacionales, generalmente viven en lujosas mansiones y se movilizan en exclusivos vehículos. Muchos de estos automóviles llegan a las casas de subastas, que los venden por sumas exorbitantes solo porque pertenecieron a alguien famoso. Conozca algunos de los carros de personalidades subastados en los últimos años.

Ferrari 250 GT California Spider (1960) de Alain Delon

Un ejemplar de los 59 que produjo Ferrari y que perteneció al actor francés en la década de los 60 fue subastado en 2015, en París, por US$ 16,5 millones. El carro era parte de la colección de clásicos encontrados en 2014, en estado de abandono, en la granja francesa de un coleccionista que había muerto años atrás.

Ferrari 275 GTB/4 (1967) de Steve McQueen

El actor Steve McQueen, amante de los carros rápidos y costosos, ha sido propietario de muchos vehículos que se han subastado por sumas altísimas, como este cotizado Ferrari, restaurado en la misma fábrica de Maranello y que subastaron en California, en 2014, pagando por él US$ 10 millones.

Ferrari 857 Sport (1955) de Andy Warhol

El artista ícono de la cultura pop compró en 1966 este exclusivo spider (deportivo sin techo con 2 asientos) de Ferrari, que había diseñado Scaglietti y había sido conducido por el mismo Carroll Shelby en competencias. Se subastó por US$ 6,3 millones. 

Shelby Cobra 427 Super Snake (1965) de Carroll Shelby

El visionario que convirtió un pequeño convertible británico en un superdeportivo norteamericano, fabricó 2 ejemplares a su medida, agregándole al V8 de 7 litros 2 supercargadores para que produzca 800 HP y acelere de 0 a 100 km/h en solo 3 segundos. Uno desapareció en un accidente y el otro quedó en manos del mismo Shelby. En 2007 se subastó y pagaron US$ 5,5 millones por él, en 2015 volvió a subastarse por US$ 5,1 millones y próximamente se ofrecerá nuevamente al mejor postor.

Lamborghini Miura P400 SV (1971) de Frank Sinatra

En 2003 el actor y cantante estadounidense conocido como “la voz” vendió este cotizado ejemplar a una casa de subastas por US$ 150 mil, y en febrero de 2021, en plena pandemia, se realizó una subasta on-line en la que se adjudicaron este carro por casi US$ 3 millones.

Mercedes-Benz 300SL (1955) de Clark Gable

En el año 2013 el Gullwing o “alas de gaviota”, muy codiciado por los coleccionistas, que perteneció al famoso protagonista de Lo que el viento se llevó, se subastó en US$ 2,35 millones y, a pesar de haber pasado por las manos de distintos propietarios, conservaba las llantas y algunos detalles que el actor pidió personalizar.

Rolls-Royce Phantom V (1965) de John Lennon

El ex-Beatle personalizó a su gusto esta limusina, convirtiendo el asiento trasero en cama doble, agregándole un televisor, teléfono, refrigerador y tocadiscos y 2 años después, pidiéndole al artista Steve Weaver que lo pintara, resultando una obra sicodélica. En 1977, Lennon y Yoko Ono donaron la limusina a un museo de Nueva York, a cambio de un crédito fiscal federal. Luego el museo subastó el carro en 1985 en 2,3 millones de dólares y hoy se exhibe en un museo de Canadá.

Lamborghini Countach LP 400 (1977) de Rod Stewart

El cantante británico coleccionaba carros exclusivos y tenía predilección por la marca Lamborghini. Entre varios modelos de la marca del toro que poseía había una rareza, un Countach con techo desmontable del que solo fabricaron 157 unidades. El de Stewart se subastó hace poco y pagaron por él unos US$ 920 mil.

Ford Escort GL (1975) del Papa Juan Pablo II

Cuando Karol Józef Wojtyła, el Papa Juan Pablo II, se movilizaba oficialmente lo hacía en los famosos papamóviles, que siguen construyendo en todos los lugares donde llega un Papa. Pero, Juan Pablo II tenía su carro personal que lo usaba para movilizarse sin llamar la atención. El Vaticano lo vendió en 1996 a un empresario por US$ 102 mil, quien en 2005 lo ofreció en subasta alcanzando la cifra de US$ 690 mil.

Porsche 911 Type 964 Carrera 2 (1992) de Diego Armando Maradona

El carro que usó el “diez” en España, mientras jugaba en el club Sevilla a principios de los 90, se subastó en París este marzo. Desde 1993 el carro pasó por varios coleccionistas, hasta que decidieron ofrecerlo en subasta y un comprador anónimo pagó US$ 577 mil por él.

Pontiac Firebird Trans Am (1978) de Burt Reynolds

El actor estadounidense fallecido en 2018 poseía varios Pontiac negros con el águila dorada que había usado en sus películas, como Cannonball Run o Dos pícaros con suerte. Uno de ellos fue subastado en mayo de 2020 por US$ 550 mil.

BMW M1 AHG (1980) de Paul Walker

Como parte de una importante colección de carros que poseía el actor de Rápidos y furiosos, que perdió la vida en un accidente automovilístico, destaca este BMW que es uno de 10 modelos modificados por AHG. El carro se subastó a inicios de este año y pagaron por él US$ 500 mil.

Mercedes-Benz 600 Pullman (1969) de Elvis Presley

El Rey del Rock and Roll acumuló muchísimos carros durante su carrera artística: deportivos, de lujo, camionetas y motos. Unos se exhiben en su propio museo y otros se subastan en diversos eventos, como esta lujosa limusina  por la que Elvis pagó US$ 15500 en los 60 y que se subastó en 2020 por US$ 288 mil.

Chevrolet Corvette Riley & Scott (2002) de Paul Newman

Es sabido que el famoso actor de Hollywood era también un piloto de carreras profesional. Empezó a competir recién a los 48 años y tuvo muy buenos resultados. Algunos los consiguió en el Chevrolet Corvette Riley & Scott, que hizo pintar igual que los Datsun (Nissan) del equipo por el que competía. Este Corvette se subastó en 2012 por US$ 275 mil.

Chevrolet Impala (1963) de Kobe Bryant

Este carro modificado al estilo “lowrider” por los del programa de MTV Pimp my ride (Enchúlame la máquina) fue un regalo que recibió el jugador de basket en la Navidad de 2006 de parte de su esposa. Hace muy poco tiempo se subastó en US$ 220 mil.

Pontiac Firebird Trans Am (1986) de David Hasselhoff

El actor de El auto fantástico, popular serie de los 80, donó para un evento de caridad el “KITT” que recibió de parte de la producción. Finalmente fue subastado en US$ 150 mil.

BMW i8 (2014) de Diego Armando Maradona

En febrero de este año se subastó en Dubái el deportivo híbrido que Maradona usó hasta 2018, cuando entrenaba a un equipo árabe. El carro fue adjudicado a un precio menor de lo esperado, solo pagaron por él US$ 52 mil y estaba valorizado en unos US$ 160 mil.