Inicio Moda Estos booties no pueden faltar en su closet

Estos booties no pueden faltar en su closet

1796
0
Booties, Moda, Mujer

Aterciopelados, con bordados y también en animal print, este tipo de calzado es tendencia de estación. De tipos, usos y estilos, hablamos en esta nota.

Año tras año, son las piezas preferidas de la temporada otoño-invierno. Los botines o booties, como se le conoce en el mundo de la moda, son zapatos que llegan hasta encima del tobillo y que han sido intervenidos con arte por diseñadores de todas partes del mundo. “Son los preferidos de la estación porque además de brindar abrigo a los pies, consiguen outfits sofisticados”, asegura la diseñadora de calzado Bertha Godoy.

Y si hablamos de los diseños de moda, este año, como los anteriores, el terciopelo, los bordados y el animal print han seguido marcando la pauta, pero, además, como novedad, se han sumado los cordones -en una versión actualizada de los botines witch, de aire victoriano que causaron furor en el 2018- y la punta muy cuadrada, que son lo más “in” en el extranjero gracias a los estilismos de celebrities como Hailey Bieber, Alexa Chung y Kendall Jenner.

Otra característica muy común en los botines que se lucen estos días en las vitrinas es la plataforma ancha, de tres centímetros, que se ha vuelto la preferida de muchas porque proporciona altura, pero sin restar confort al pie. Además, cuenta la modista Estefanía Correa, “este detalle, unido a una punta redonda, ayuda a estilizar unas pantorrillas anchas”. ¿Y otro tip de uso? “Para estilizar las piernas cortas, lo mejor es usar los booties y el pantalón del mismo color para generar ‘continuidad’, responde la experta.

Si ya se animó por algún modelo, recorra Plaza Norte y Mall del Sur, y visite las tiendas Mikaela, Ecco, Azaleia, Platanitos, Viale, Payless, Bottero, Spiel, Sdely, Bruno Ferrini, Bata y Hush Puppies.

Dato:

Para un look casual, use sus booties con un jean rasgado con dobles en la parte baja, un polo de color entero y un blazer, y para uno más formal, acompañe el zapato con un vestido de lana o algodón, de patrones sencillos y colores neutros, al estilo preppy.